LA NEVADA DE LAS NAVIDADES DE 1926 (y II): Xixona

Ahora que nos ha visitado la borrasca Filomena es importante conocer que pasó durante la gran nevada o la nevá grossa  que afectó a nuestras tierras entre el 25 y el 27 de diciembre de 1926. Señalaba El Luchador cómo “desde el Benacantil se divisa en toda su extensión la copiosa nevada. Desde el Garbinet hasta Aitana, pasando por Puig Campana, el Maigmó y la Carrasqueta, todas las montañas aparecían con mantos de armiño blanco”. Un resumen de lo acontecido en Alicante y Alcoy lo tenéis en https://bgarrigos07.wordpress.com/2021/01/08/la-nevada-de-las-navidades-de-1926-i-alicante-y-alcoy/

Parece ser que la nevada en la ciudad de Xixona se produjo el mismo día de Navidad, al igual que en Alcoy. El temporal de nieve vino acompañado por fuertes ráfagas de viento que provocaron incluso el derribo de numerosos postes del tendido eléctrico dejando a la ciudad sin servicio de alumbrado público hasta la noche del 3 de enero de 1927. 

Vista sureste de Xixona

La nieve cubrió todas las calles de la ciudad. Según algunos medios de comunicación, la nieve alcanzó el metro y medio, cifra que parece excesiva y cayó durante 36 horas, es decir los días 25 y 26 de diciembre.

También sabemos que en la tarde día 29 de diciembre volvió a nevar en la Carrasqueta. La nieve en esta montaña alcanzó cotas impensables: “En la hondonada de la Carrasqueta de Jijona la nieve ha llegado a tener una altura de cuatro metros”.  El día 29 de diciembre algunos trabajadores de la compañía telefónica informaron que: “hay ventisqueros que imponen, que dan horror mirarlos, que tiene más de dos metros de nieve”. Incluso se decía el 2 de enero, una semana después de que cayera la nieve, que  los automóviles podía llegar a la Venta Teresa, sin embargo a partir de este punto era imposible seguir porque: ”las masas de nieve con una altura de noventa y cinco centímetros”. Ello se debía a que nevó más días que en la propia Xixona. Sabemos que a las tres de la tarde del día 29 volvió a precipitarse la nieve.

Grupo de amigos disfrutando de la nieve en 1926

La prensa estaba preocupada por la gran cantidad de nieve que cayó en la Carrasqueta. Se temía que se pudieran haber producido algunas muertes, porque algunos pastores estuvieron varios días incomunicados y porque los blancos copos pillaron de improviso a algunos viajeros: “ha quedado al descubierto el toldo de un carro oculto por la nieve, ignorándose la suerte que hayan corrido sus conductores, ocupantes y caballerías”. Incluso desde las páginas de El Luchador se llegó a pedir a las autoridades que partiera algún avión hacia La Carrasqueta en búsqueda de supervivientes. Lo cierto es que no conocemos ningún caso de fallecimiento por la nevada en la Carrasqueta. 

Grupo de amigos posando en la nieve en 1926

Evidentemente ante tan sumo desastre las autoridades no estaban lo suficientemente preparadas. En este caso la prensa provincial no se puso de acuerdo en valorar la actuación del consistorio municipal, puesto que mientras El Luchador acusaba al alcalde de cierta pasividad, El Diario de Alicante elogiaba su rápida actuación. Lo que sí que es cierto es que sorprende el escaso tratamiento que se le dio a este asunto en los órganos directores de la ciudad: el pleno y la comisión municipal permanente, puesto que sólo se trató en la sesión del 30 de diciembre de 1926 de esta última comisión y únicamente se aprobó la relación de gastos ocasionados por la retirada de la nieve y la compra de productos de primera necesidad.

La actividad del consistorio estuvo encaminada en una doble actuación: retirar la nieve de la calzada y atender a los más necesitados.

Puente de Alcoy en la nevada de 1926

Los días 25 y 26 de diciembre el consistorio contrató a un total de 40 personas que estuvieron limpiando las calles, aunque posiblemente la fuerza del temporal hizo que no consiguieran despejar por completo de nieve todas las calles, como así se desprende de una información facilitada por El Luchador, cuando el día 27 se dirigió a Xixona un periodista con “el magnífico Studebacker de don Francisco Ayela” y no pudieron seguir: “Pero una vez en Jijona, pasado su puente y al llegar a la primera plazoleta de la fuente, no hubo otro medio que, a grandes esfuerzos dar la vuelta y desistir del empeño regresando a Alicante.

Los inconvenientes hasta el pueblo fueron vencidos. Pero en Jijona, dentro del pueblo, no quiso o no pudo el Alcalde dejar expedita siquiera la calle principal y era de ver cómo los vecinos asomados a sus ventanas contemplaban nuestra llegada asombrados de tal arrojo. Toda la carretera estaba mejor que la calle del pueblo. ¡Qué honor para aquel alcalde!”.

Los trabajos para retirar la nieve continuaron del 27 al 31 de diciembre de 1926. La relación de jornales que se pagaron durante estos días es la siguiente, el  lunes 27 se pagaron 15 jornales; el martes, 23 jornales; el miércoles 23 jornales y medio; el jueves 3 jornales y medio y el  viernes 2 jornales y 2 medios jornales. Se sufragaron un total de 1.016 pesetas a los trabajadores que retiraron la nieve desde el 25 al 31 de diciembre.

El 3 de enero ya se podía circular sin ningún inconveniente por todas las calles de la ciudad.

Grupo de jóvenes jijonencos disfrutando de la nieve en 1926

El ayuntamiento repartió raciones de comida entre los más necesitados y la Cruz Roja atendió a los más desvalidos de las zonas altas de Xixona. El Ayuntamiento compró  el 29 de diciembre 50 kg de patatas a Francisco Garrigós Morant, vendedor de frutas y hortalizas, especialidad en uva Valensí. Desconocemos si junto a las patatas se sirvió algún alimento más.

La caída de la nieve normalmente se asocia con sus efectos beneficiosos sobre la agricultura, como así nos lo recuerda el refrán: Año de nieves, año de bienes; sin embargo, la gran cantidad de nieve y sobre todo el fuerte temporal de lluvia y viento que la acompañó provocó pérdidas en los cultivos, como así destaca la prensa provincial: “Los daños causados en las viñas y hortalizas de Jijona son importantísimos”..  Otra pérdida afectó al sector ganadero. Francisco Riera, carnicero de Jijona tenía un ganado lanar en su finca de la Peña Redona. La noche anterior a la copiosa nevada mandó encerrarlo en su casa de campo. Tras finalizar la tormenta intentó en diversas ocasiones llegar a su propiedad para suministrar pasto al ganado y comprobar que los pastores se hallaban bien. A pesar de sus esfuerzos, el día 29 de diciembre, 4 días después de la gran nevada, aún no lo había podido hacer, por lo que temía que el ganado hubiera perecido y “habrá perdido con su desaparición, más de 4.000 duros”.

Jóvenes jijonencos posando en la nieve e 1926

La nieve también tiene una cara bondadosa y en la actualidad cuando caen algunos copos en la Carrasqueta, esta se convierte en una especie de imán turístico respecto a los habitantes de la capital, quienes, casi en peregrinación, toman la CV 800 y se dirigen al puerto para disfrutar de ella durante algunas horas.

Este fenómeno ya se producía en 1926. Conocemos que el día 27 de diciembre un periodista de El Luchador con el magnífico Studebacker de don Francisco Ayela abandonó la capital provincial y se dirigió rumbo a la Carrasqueta a contemplar el fenómeno meteorológico. Ya pudo contemplar la nieve a las afueras de Muchamiel y poco a poco se fue haciendo más difícil el viaje puesto que la nieve cubrió el asfalto y sólo se podía avanzar siguiendo las huellas de otros vehículos hasta llegar a las cercanías de Xixona. Allí salió a su encuentro el señor Guillen Tato, para advertirles de la imposibilidad de continuar, puesto que el mismo se hallaba bloqueado por la nieve. También se había quedado parado el vehículo del doctor Montesinos. Tras ayudarles a sacar sus automóviles de la nieve comprobaron la imposibilidad de continuar: “Pero una vez en Jijona, pasado su puente y al llegar a la primera plazoleta de la fuente, no hubo otro medio que, a grandes esfuerzos dar la vuelta y desistir del empeño regresando a Alicante”. Cuando regresaban a Alicante observaron como se había formado una caravana de intrépidos excursionista que se encaminaban hacia la Carrasqueta y que seguramente corrieron la misma suerte que ellos.

Jóvenes jijonencos jugando con la nieve en 1926

En domingo día 2 de enero volvieron los turistas alicantinos que en esta ocasión llegaron hasta la “venta de Santa Teresa” donde ya no pudieron pasar con sus vehículos, pero eso no los hizo desistir pues: “Se formaron numerosos grupos de alpinistas que ascendieron por la cumbre nevada”.

Poco a poco los jijonencos fueron recuperando la calma y según manifestaciones realizadas por el alcalde al periódico El Luchador el día 31 de diciembre de 1926 se volvía a la normalidad: “El grave trance que le hizo pasar la nevada se ha esfumado sin consecuencias irreparables”. Sin embargo, la comunicación terrestre a través de la Carrasqueta tardaría en producirse como así se indicaba en el periódico El Luchador el 10 de enero de 1927.

El grupo de jóvenes jijonencos disfrutando de la nieve. 1926.

NOTA: Las fotografías con grupos de personas proceden del archivo de la familia de Víctor Manuel Sirvent.

El grupo de jóvenes jijonencos disfrutando de la nieve. 1926.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

La nevada de las navidades de 1926 (I): Alicante y Alcoy

Las Navidades de 1926 fueron inolvidables para muchos alicantinos, alcoyanos y jijonencos. La nieve cubrió gran parte de la provincia y se convirtió en la protagonista. 

Esta nevada fue especial porque la nieve alcanzó territorios poco o nada acostumbrados a su presencia como el litoral mediterráneo de Andalucía (Almería), Murcia y algunas tierras del sur de la provincia de Alicante; provocó la paralización de la vida económica al cortar algunas carreteras y aislar muchas poblaciones como Xixona y Alcoy y dificultó la vida urbana al cortarse los servicios de comunicaciones como: tranvías, trenes, retrasarse el correo, cortarse el suministro eléctrico, telefónico y telegráfico.

El día 23 de diciembre de 1926 un frente polar se colocó sobre el Mediterráneo Occidental y la península Ibérica. Este frente afectó especialmente al suroeste peninsular entre los días 24 al 27 de diciembre. En los días 26 y 27 las precipitaciones de aguanieve y las bajas temperaturas nocturnas fueron generales. En Alicante capital las temperaturas mínimas de los días 25, 26 y 27 de diciembre fueron -0,4º, 0,2º y 0º C respectivamente.

A partir del día 28 de diciembre la situación atmosférica mejoró ligeramente.

La nevada en Alicante

El día de Nochebuena el viernes 24 de diciembre el temporal hizo acto de presencia en Alicante con un descenso ostensible de los termómetros que alcanzaron los 3 grados bajo cero, la temperatura más gélida de aquellos días. El temporal vino también acompañado de fuertes rachas de viento que con la bajada de las temperaturas ayudaron a crear una sensación de intenso frío.

El día de Navidad no amaneció mucho mejor, puesto que unos negros nubarrones acechaban la ciudad; pero no fue hasta la una de la mañana del día 26 de diciembre cuando llegó la nieve.

Al amanecer del día 26 de diciembre un amplio manto de nieve cubrió la ciudad de Alicante. Posiblemente la nieve se esperaba puesto que los augurios que presentaba el día anterior el cielo así lo presagiaban, como nos apunta M.A.(en su artículo “El domingo cayeron en las calles de Alicante mil toneladas de nieve”, Diario de Alicante, 28 de diciembre de 1926) “El día anterior había sido un poco hostil. Pasó todo él con el firmamento cerrado. Las nubes claras y agrisadas con amplias cortinas que se superponían unas tras otras, delataban el espectáculo que se estaba preparando”.

Nevada de 1926 en Alicante.

La nieve comenzó a caer sobre la una de la madrugada, aunque a partir de las tres ya lo hizo de forma copiosa. La nevada vino acompañada con un descenso de las temperaturas lo que provocó que cuajara. Según nos narra este mismo periodista: “La altura que adquirió la nevada, en las calles, fue de seis centímetros. En otras calles llegó a diez”. Para este periodista la imagen podría ser hasta bucólica: “el castillo de Santa Bárbara presentaba un aspecto encantador. Toda la cumbre y la pinada cubiertas de nieve. Resultaba un espectáculo de suprema belleza. Calculase que la nieve caída en Alicante pasa de mil toneladas”.

Inicialmente la nieve atrajo a los alicantinos, puesto que hacía más de 15 años que no nevaba y no lo hacía de forma tan abundante.  Afortunadamente la lluvia y el viento, que hicieron acto de presencia a lo largo del día 26, deshicieron la nieve.

Estos agentes meteorológicos provocaron graves trastornos en la vida de los alicantinos. Por ejemplo, en la plaza de Abastos, se hundieron las lonas de numerosas paradas pequeñas. Una de las que más sufrieron fueron: “Las de los turroneros, por el peso de la nieve, cayeron las lonas y la mercancía sufrió daños” (M.A., “El domingo cayeron en las calles de Alicante mil toneladas de nieve”, Diario de Alicante, 28 de diciembre de 1926). Otro de los afectados fue la feria instalada en la avenida Pérez Galdós puesto que el viento derribó un tobogán y hundió el tinglado del circo ambulante California. 

No hubo servicio de tranvías debido a una rotura en el cableado eléctrico que dejó también prácticamente a oscuras la ciudad. Aunque, según narran los periódicos, esta incidencia fue rápidamente solventada  a primeras horas de la tarde. 

Alicante quedó incomunicado telefónica y telegráficamente. Además el correo no pudo llegar a la ciudad puesto que el tren quedó detenido por la nieve en Caudete. 

Estas incomodidades se prolongaron algunos días más. El servicio de correos consiguió restablecerse parcialmente el día 28 de diciembre, aunque no fue posible hacerlo en las líneas La Encina-Valencia, Gandía-Alcoy y Xátiva-Alcoy, en la mañana de dicho día llegó el primer coche desde Xixona. La ciudad de  Alcoy estaba aislada y no se podía llegar, ni en tren, ni en coche.

El día 28 de diciembre los periódicos indicaban que la comunicación telegráfica directa entre Alicante y Madrid, Murcia o Valencia no se hallaba restablecida. Sin embargo, las perspectivas eran buenas puesto que se esperaba comunicar con Valencia pronto, con Madrid se tardaría un poco más y con Murcia no se sabía cuándo se restablecería por la importancia de las pérdidas.

Telefónicamente no se podía comunicar con Alcoy, a pesar de que una brigada se había desplazado a la Carrasqueta y con un teléfono de campaña había podido comunicarse con la central en Alicante. Las primeras estimaciones eran bastante negativas: “pues desde Jijona hasta el punto de la Carrasqueta en que se halla ahora, ha encontrado 53 cortes en la línea”.

Esta nevada fue conocida en la capital provincial como la gran nevada o la nevá grossa . Señalaba El Luchador cómo “desde el Benacantil se divisa en toda su extensión la copiosa nevada. Desde el Garbinet hasta Aitana, pasando por Puig Campana, el Maigmó y la Carrasqueta, todas las montañas aparecían con mantos de armiño blanco”.

La nevada en Alcoy.

Si bien esta nevada se convirtió en un gran espectáculo para los alicantinos en Alcoy este acontecimiento meteorológico adquirió tintes que hicieron que alcanzara la consideración de punto de referencia histórica para sus habitantes.

Nevada en las calles de Alcoy. Fuente Radio Alcoy.

La nevada cayó en Alcoy desde el sábado 25 al lunes 27 de diciembre, aunque la mayor intensidad se registró el domingo. El periódico La Gaceta de Levante del día 29 nos comenta sobre este acontecimiento meteorológico: “La baja temperatura que hacia sentir estos días un intensísimo frío, ha confirmado los augurios de una copiosa nevada, que si al principio no se manifestó violenta, ha sido algunas horas imponente y amenazadora. En grandes y compactos copos ha caído la nieve sobre nuestra población y sus alrededores, llegando su nivel, en muchos lugares a sobrepasar de un metro“. Esta noticia vio la luz el día 29 por lo problemas de todo tipo que pasó la ciudad de Alcoy que incluso impidió la salida de los periódicos los días anteriores.

No se conocen registros de las temperaturas alcanzadas en Alcoy, pero Jorge Olcina y Enrique Molto [1999:118] pudo llegar hasta los -7ºC o menos el día 24 de diciembre.

La cantidad de nieve caída en la ciudad de Alcoy debió de ser bastante importante. Muestra de ello es su permanencia en las calles y tejados. Así tres días después de la nevada las calles quedan ligeramente transitables, eso si mediante la creación de unas brechas en las principales vías públicas. Trece días después la nieve sigue presente en el núcleo urbano: “Poco a poco va desapareciendo de nuestras calles la nieve amontonada a consecuencia de haberse limpiado los tejados. Continúa trabajándose en la limpieza de las calles para que se normalice el tránsito de vehículos” (OLCINA,J, 1999 : 118)..

En las zonas rurales y las montañas circundantes de Alcoy, especialmente la umbría, la nieve permaneció durante más tiempo e incluso se dio la circunstancia que sin haber desaparecido del todo se unió a una segunda nevada caída el 19 de enero de 1927. Uno de los datos más espectaculares de la nevada de 1926 es la medida que figura en la placa cerámica de la ermita de la Virgen de los Lirios, en el Santuario de la Font Roja, que se encuentra a 1.100m de altitud, que dice: “Hasta aquí llegó la nieve 27 de diciembre de 1926. 2,10 metros“. En el casco urbano de Alcoy el espesor debió de rondar el metro de altura.

Placa cerámica de la Font Roja

La ciudad de Alcoy se vio profundamente afectada, ya que quedó incomunicada y los servicios públicos de Telégrafos, Teléfono, Electricidad y Ferrocaril sufrieron importantes averías. Otro grave problema provocado por la acumulación de nieve fue la dificultad para recoger la basura. Así el 5 de enero La Gaceta señala que: “Es de todo punto imposible la entrada de los encargados de recoger la basura en determinadas calles; resultando, que los vecinos en la imposibilidad de conservarla en casa, arrojan sobre lo que antes fue blanca nieve inmundicias y basuras que convierten en asqueroso estercolero las calles de la población” (OLCINA,J, 1999:123).

El aislamiento ferroviario con Gandía se prolongó hasta el día 30 de diciembre. En cambio el aislamiento con Játiva fue mayor. El bloqueo por carretera fue mayor debido a la escasez de medios para despejarlas. Así el 12 de enero de 1927 será cuando se normalice la comunicación por carretera con Alicante por Ibi. En cambio, la vía por la Carrasqueta tardó bastante en restablecerse e incluso se dio la circunstancia de que antes de estar totalmente transitable se produjo una segunda nevada el 19 de enero de 1921, que complicó de nuevo la situación.

La comunicación telegráfica con la capital provincial se recuperó tres días después de la nevada.

La industria alcoyana pasaba por una situación delicada. Algunas factorías se vieron afectadas debido a que sus tejados se derrumbaron al no soportar el peso de la nieve: “En la fábrica de don Amadeo Arañó se desprendió parte del edificio, sin consecuencias; en el almacén de trapos de don José Aura se hundió el techo” (La Gaceta de Levante, Diario Independiente de Alcoy, 29 de diciembre de 1926).

Los medios de comunicación no mencionan repercusiones negativas en los campos de cultivo que estaban adaptados a este tipo de fenómenos atmosférico siempre que se produzca en invierno. Hay que indicar que en algunas masías e incluso industrias dispersas por el término municipal se produjeron problemas de abastecimiento al quedarse completamente aisladas.

En relación a las posibles víctimas mortales los investigadores no se ponen de acuerdo, aunque piensa que es probable que se produjeran algunas, sin confirmar, en los alrededores de Alcoy.

La nevada de la Navidad de 1926 fue espectacular y quedó gravada en la memoria colectiva de las ciudades de Alicante, Alcoy y Xixona.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

BIBLIOGRAFÍA

GARRIGÓS SIRVENT, Bernardo, “El frío invierno de 1926-27”, El Programa , Xixona, Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià, 2017, págs. 166-173.

OLCINA CANTOS, Jorge y MOLTÓ MANTENRO, Enrique, “La nevada de 1926. Repercusiones en la montaña alcoyana (Alicante)”, Nimbus nº 3, 1999, págs. 105-137.

https://www.hojadellunes.com/navidades-1926-la-gran-nevada/#:~:text=La%20%C3%BAltima%20nevada%20de%20importancia,%C3%A1rtico%20azotaba%20la%20pen%C3%ADnsula%20ib%C3%A9rica.

http://www.alicantevivo.org/2007/01/alicante-nuestra-provincia-3-la-nev.html

https://www.tiempo.com/noticias/divulgacion/la-blanca-y-catastrofica-navidad-de-1926-la-neva-grossa-.html

Una celebración atípica de la XII Feria de Navidad en Xixona

Desde hace ya 12 años la ciudad de Xixona, alrededor del puente de la Constitución y la Inmaculada Concepción, celebra la Feria de Navidad. Un auténtico escaparate en la calle de las empresas productoras de turrones y dulces y otras relacionadas con la Navidad, que el año anterior supuso un auténtico reto al congregar en los días de feria a casi 100.000 personas en una ciudad que apenas alcanza los 7.000 habitantes. Con el paso del tiempo esta feria se había convertido en la celebración más multitudinaria y grande de España y en una cita ineludible para los paladares más exquisitos y para los más golosos.

Inauguración de la Fira de Nadal de 2019.

Esta feria es un acontecimiento generador de negocio y riqueza no sólo para el sector turronero, sino también para el mundo de la gastronomía y restauración. En el centro de la población, en la avinguda de la Constitución, se dispusieron el año anterior un centenar de casetas con turrones, chocolates, dulces, pastas tradicionales, pan, regalos navideños, etc, que los visitantes podían degustar de forma ininterrumpida desde las 10 de la mañana a las 10 de la noche. La feria de Navidad está organizada por Asociación de Empresarios de Xixona (AEX) y el Ayuntamiento. Esta oferta gastronómica es cumplimentada con una oferta cultural con pasacalles musicales, conciertos y audiciones en el Cine de Dalt, talleres de manualidad y exposiciones sobre la publicidad del turrón.

Estand de turrones Pepe y Mercedes en la Fira de Nadal de 2019.

Este año 2020 debido a la situación sanitaria todo el mundo sospechaba la inviabilidad de este modelo. A pesar de ello los empresarios y el consistorio municipal han mantenido reuniones constantes a lo largo del año y han explorado todas las vías y formatos posibles para que la feria se pudiera celebrar de forma presencial y han esperado hasta el último momento para anunciar que se iba a organizar a través de internet. Así el 26 de octubre los medios de comunicación hicieron público la noticia de que la Feria de Navidad no se haría de forma presencial. La alcaldesa, Isabel López Galera indicó al periódico alicantino Información (versión digital) que “las circunstancias nos obligan a ser responsables y muy prudentes para minimizar los riesgos que supone una concentración de público tan elevada”.

Cartel de la XII Feria de Navidad de Maite Alvado

Tres días más tarde, el 29 de octubre,  se dio el primer paso hacia la XII Feria de Navidad del 2020. A las 11 horas en la sala municipal de exposiciones El Teatret se presentó el cartel anunciador. La obra fue realizada por la mano de la artista jijonenca Maite Alvado y en ella aparecen los símbolos distintivos de la ciudad y del certamen: la iglesia vieja, el castillo de la Torre Grossa, la torre Blay, el pou de la neu, el campanario de la Iglesia Parroquial, el turrón de Alicante y de Jijona en forma de árbol navideño, todos ellos enmarcados en color rojo.

El viernes 27 de noviembre, día mundial del Black Friday, Xixona inauguró oficialmente la Navidad. Sobre las 18,00h se hizo pública la página web sobre la Feria de Navidad en la que se informa de actividades y expositores que visitar en la ciudad más dulce del turrón. El consumidor entra en la sección expositores selecciona a la empresa y esta página le envía a la web del productor donde se puede adquirir el producto.

La alcaldesa, Isabel López quiso indicar a la prensa que: “Xixona sigue abierta y produciendo con normalidad los mejores turrones y dulces para endulzar la Navidad por todo el mundo, por lo que lo único que cambiará este año es que, en lugar de venir a la Feria a hacer la compra, nuestras fábricas y tiendas se la enviarán directamente a casa”. Por su parte, el presidente de la AEX, Pasqual Sanchis, anunció que la web “llega para quedarse, será una herramienta que estará siempre disponible para que, aunque la Feria vuelva a ser presencial el próximo año, todo aquel que no pueda acudir a Xixona en estas fechas, tenga la opción de comprar desde casa todo aquello que desee”. Además de la venta online, se está planificando una amplia programación de actividades, que serán ofrecidas en streaming a través del portal y de las redes sociales oficiales de la Feria.

Belén del Barranc de la Font de Xixona

Ese mismo día y casi al mismo tiempo, la Oficina de Turismo publicó un vídeo con la inauguración virtual del Belemet, belén a tamaño natural que se instala en el barranc de la Font a la entrada de la población por el camino de Alicante. Con la caída del sol se encendieron las nuevas luces de Navidad, que este año se han desparramado por un buen número de calles de la ciudad.

El viernes 4 de diciembre de 2020 era un día marcado en rojo en el calendario de los jijonencos, en circunstancias normales sería el primer día de la Feria de Navidad, que este año tenía prevista una duración de cinco días, es decir del viernes 4 al martes 8 de diciembre, sin embargo la situación sanitaria ocasionada por la pandemia ha hecho que esta feria se celebre de forma virtual. El objetivo es que todos los ciudadanos puedan disfrutar de los turrones y dulces jijonencos en sus casas. Para ello se ha creado una página web www.ferianavidad.es en la que aparecen  los 42 expositores que participan en esta duodécima edición, así como el enlace y los datos de contacto para que todos los interesados puedan comprar fácilmente cualquier producto que ofrecía habitualmente la Feria de Navidad. En la sección agenda se incluyen las actividades culturales en streaming que se van a desarrollar paralelamente a la feria. La página web fue diseñada por la empresa jijonenca La Librería del Barrio, dirigida por las hermanas Ana y Leonor Lavado. 

Cabecera de la web FeriadeNavidad.es

Esta duodécima edición llega a Xixona en unas fechas delicadas debido a la especial situación sanitaria que vive la población. En Xixona todo el mundo se prepara para recibir a los visitantes durante este puente de la Constitución, así se han habilitaron tres parkings a las entradas de la población, algunos bares ampliaron sus horarios de aperturas y más de uno colgó el cartel de completo. El Ayuntamiento pretende que durante el mes de diciembre la ciudad se convierta en un lugar acogedor para pasar una jornada en familia, para lo cual los comercios y restaurantes abrirán sus puertas los fines de semana y se han organizado visitas guiadas al castillo y diferentes zonas naturales, eso sí en grupos reducidos cumpliendo las medidas de seguridad.

Susi Diaz en el IES fotografía de http://www.somosnextic.com

La primera actividad que abrió la feria de Navidad fue la clase magistral que impartió a los alumnos del ciclo formativo Pastelería del IES de Xixona, Susi Díaz, chef con estrella Michelín. Susi Díaz es la propietaria y chef del restaurante ilicitano La Finca y este año ha sido nombrada embajadora de la XII Feria de Navidad. En su propuesta gastronómica combina los sabores tradicionales con las últimas tendencias de la cocina internacional. Su sabia mano le llevó a conseguir en 2006, y defender año tras año, una estrella Michelín y dos soles en la guía Repsol. En 2009 su restaurante consiguió el premio al restaurante del año concedido por la guía Almanaque Gastronómico. En 2019 recibió el Premio Nacional de Hostelería que otorga Hostelería de España por su dilatada carrera profesional. Este año 2020 ha sido nombrada embajadora de la Feria de Navidad de Jijona. Susi Díaz es defensora del consumo a lo largo de todo el año del turrón y de su utilización como ingrediente en diversos productos gastronómicos, especialmente en las salsas, incluso se puede utilizar en platos salados.

Agrupación Artístico Musical El Trabajo durante su actuación del 1 de diciembre de 2018 en el ADDA

La Agrupación Artístico Musical El Trabajo se unió a esta inauguración virtual de la XII Fira de Nadal con la publicación en las redes sociales del vídeo con la canción navideña Sleight Ride de Leroy Anderson interpretada al Concierto de Navidad del 2018 celebrado en el Auditorio de la Diputación Provincial de Alicante (ADDA).

Alexis Verdú realizando una conferencia a los periodistas e instagramers en la sede del Consejo Regulador IGP Jijona y Turrón de Alicante.

Ese mismo día un grupo de periodistas e instagramers especializados en gastronomía y viajes visitaron la sede del Consejo Regulador IGP Jijona y Turrón de Alicante, acompañados por Eduardo Ferrer, Concejal de Turismo, donde Alexis Verdú, responsable del departamento de Calidad del Consejo, les explicó la historia del turrón y realizó una cata de turrones y chocolates.

Cartel anunciador del Mercado del Turrón

Coincidiendo con las fechas de la Feria de Navidad la empresa Almendra y Miel SA, elaboradora de los turrones y dulces de las conocidas marcas: El Lobo, 1880 y Doña Jimena, organizó “El Mercado del Turrón”. Esta iniciativa consistió en una especie de pack promocional para conocer sus instalaciones, el Museo del Turrón y la adquisición de dulces en unas casetas instaladas en el exterior de su factoría. El mercado estuvo abierto de las 10 a las 20 horas y se adoptaron todas las medidas de seguridad para evitar la propagación de la COVID-19.

Decoración de la placeta de la Presó. Fotografía de Isabel López
Realización de los adornos de ganchillo en la placeta de la Presó.

El sábado 5 de diciembre de 2020 arrancó la segunda jornada de la Feria de Navidad, con un descenso generalizado de las temperaturas. A las 10,30 las aficionadas al ganchillo adecuaron la placeta de la Presó, situada junto a la Iglesia Parroquial y muy cercana al Ayuntamiento, con motivos navideños como: papá Noel, copos de nieve, bastoncillos, bolas, todos hechos con lana empleando la técnica del ganchillo. Algunos de estos motivos también sirvieron para decorar el árbol de Navidad colocado delante de la fachada del Ayuntamiento. Este año los alumnos de 3r curso de Primaria de los 3 centros de Xixona dirigidos por María José Valls de Kukis Kekos Manualidades Xixona participaron en la decoración de este emblema navideño. 

Visita guiada a la alcazaba del castillo de la Torre Grossa de Xixona

Al mediodía comenzó una visita guiada y teatralizada al casco antiguo y al castillo de Xixona. A través de diferentes personajes los asistentes iban conociendo de primera mano la historia y los principales edificios de la ciudad más dulce del turrón. Así descubrieron la visita de la reliquia de San Vicente Ferrer el 12 de febrero de 1983 a la villa en la que según la tradición nació su madre, Constanza Miquel a comienzos del SXIV; averiguaron que fue el propio Jaume I quien ordenó construir la iglesia de Santa María o esglesia vella al pie del castillo y con evidentes rasgos del estilo arquitectónico gótico y vivieron la recreación del primer milagro de San Sebastián. Pero quizá la parte más novedosa para los visitantes fue la visita a la reconstrucción del castillo donde pudieron comprobar el estado en que han quedado esta fortaleza que fue puerta de entrada y salida de la Corona de Aragón durante la Edad Media.

Saludo de Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

Sobre las 18,00h en las redes sociales se hizo público un saludo de Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, quien comentó “que el Nadal comença en la Fira del Terró de Xixona. El nadal no comença fins que no obrim la primera caixa de terró de Xixona”. También manifestó que el sector turronero ha sabido evolucionar desde la tradición hasta la innovación y finalmente comentó que: ”no perguem la illusio de menjar, de compartir, de regalar productes tradicionals com el terró de Xixona, que no perguem la esperança ni la voluntat de sommiar que el 2021 siga un any molt millor”.

El domingo 6 de diciembre de 2020 el viento sopló con fuerza y vigor y la sensación de frío fue intensa provocando un día completamente desapacible e invernal. Según Apunt Televisión Valenciana las ráfagas de viento llegaron a los 109 Km/h, alcanzando Xixona el primer lugar de la comunidad. El mal tiempo suspendió la visita guiada vespertina al casco antiguo y al castillo y el castillo de fuegos artificiales del proyecto Tras la oscuridad llega la luz  previsto para conmemorar el Día de la Constitución.

Susi Díaz elaborando su palto Foie con turrón de Jijona y tierra de almendra

El lunes 7 de diciembre volvió a amanecer con fuertes ráfagas de viento y una sensación de intenso frío. Las previsiones de mal tiempo y fuerte viento hicieron que se suspendieran las visitas guiadas al casco antiguo y al castillo los días 7 y 8 de diciembre. Dentro de la programación cultural de la Feria de Navidad se publicaron en las redes sociales dos actividades sencillas de realizar, aunque muy diferentes: una receta de cocina y manualidades para los más pequeños. Susi Díaz, chef con estrella Michelín y embajadora de la Feria de Navidad, presentó una delicia gastronómica de fiesta: Foie con turrón de Jijona y tierra de Almendra. Una receta muy fácil de cocinar que sorprenderá estas Navidades por ser un entrante salado que tiene como base el turrón de Jijona.

Manualidades de María José Valls de kukis Kekos Manuealidades

Por su parte María José Valls de Kukis Kekos Manualidaes presentó un vídeo para explicar cómo se realizan dos motivos decorativos para el árbol de navidad basados en las tabletas de turrón de Jijona y Alicante. Era habitual que María José realizara un taller de manualidades de forma presencial durante la Feria de Navidad, pero este año no ha sido posible, sin embargo María José se ha desplazado por las clases de 3º de Primaria de los colegios jijonencos para que sus alumnos confeccionaran esta manualidad. El resultado ha sido muy satisfactorio y estas barritas de turrón de Alicante y Jijona decoran el árbol de Navidad del Ayuntamiento de Xixona.

Inmaculada Concepción presidiendo el Altar Mayor de la Iglesia Parroquial de Xixona

El martes 8 de diciembre de 2020, festividad de la Inmaculada Concepción, último día de la Feria de Navidad, se despertó la ciudad por el fuerte viento, aunque fue amainando conforme transcurría el día. La persistente pandemia mundial de la COVID-19 impidió celebrar la tradicional procesión de la Inmaculada Concepción por las calles jijonencas. La celebración de la misa eucarística sí que se ha realizado en el templo parroquial a las 11,30h. 

Actuación en streaming de la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats en el Cine de Dalt de Xixona

Dentro de las actividades organizadas en conmemoración de la feria de Navidad se publicaron dos vídeos. El primero se trataba de una actuación de la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats de unos 15 minutos en los que interpretaron diferentes canciones navideñas, como: Let it Snow!, Jingle Bell Rocks, Santa Claus arriba a Xixona… ja! …. El vídeo fue grabado sin público en el Cine de Dalt.

Elaboración de helado de avellanas

El segundo vídeo fue un tutorial para elaborar helado de avellanas realizado por la Asociación Nacional de Heladeros Artesanos

Visitantes acercándose a la fábrica de Primitivo Rovira.

Durante este largo fin de semana se notó el aumento de visitantes que llenaron las tiendas para llevarse los sabrosos turrones y dulces. Este llegada de visitantes se produjo de forma escalonada, apenas se formaron colas en la entrada de los establecimiento y siempre se respetaron las medidas contra la COVID-19.

El jueves 17 de diciembre de 2020 en el Teatret se organizó la jornada de formación turística llamada El producto como destino, dirigida a técnicos de Oficinas de Desarrollo Local, técnicos de Turismo, empresarios y emprendedores, con el objetivo de dar a conocer las herramientas necesarias para promocionar un destino a través de sus productos tradicionales como el turrón y el helado, desde el punto de vista turístico y comercial. Esta era una de las actividades culturales y docentes estrella de la Feria de Navidad. Las clases fueron semipresenciales y online a través de las redes sociales. En el evento participaron: Maje Martínez, directora de contenidos de Mediterránea Gastronómica y Alicante gastronómica quien habló sobre las oportunidades y las claves para gestionar proyectos gastronómicos en la actualidad; Carolina Cortés, jefa de la Unidad de Producto del Patronato de Turismo Costablanca, quien presentó la línea de trabajo publicitada bajo la marca Made in Costablanca y Alexis Verdú, del Consejo Regulador de la IGP Jijona y Turrón de Alicante, quien explicó la calidad diferenciada de un alimento como estrategia de desarrollo territorial y presentó el proyecto europeo de creación de la marca Chocolate de Alicante. El objetivo de esta nueva marca es internacionalizar el sector y dar a los productores una herramienta para diferenciarse y poner en valor una industria que lidera la elaboración de chocolates en España. La provincia de Alicante, con factorías en La Vila Joiosa y Xixona, es líder nacional con cerca de 22 millones de kilos de chocolates producidos. Este proyecto se enmarca dentro del iniciado entre 2014 y 2020 con fondos europeos para crear una Ruta Europea del Chocolate.

Xixona Puig, presidente de la Generalitat Valenciana firmando en el libro del Museo del Turrón. Fotografía del Museo del Turrón

Ese mismo día sobre las diez de la mañana llegó a Xixona  Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valencia. Giró visita a la fábrica Almendra y Miel SA, productora de las marcas de turrones y dulces: El Lobo, 1880 y Doña Jimena y al Museo del Turrón. Durante su estancia estuvo acompañado por Juan Manuel Sirvent Baeza, propietario de la factoría e Isabel López Galera, alcaldesa de Xixona. Ximo Puig señaló que la Generalitat “quiere potenciar y visibilizar cada vez más el peso que tiene la industria turronera dentro de la Comunitat, de España y fuera de las fronteras porque el turrón tiene una presencia en todo el mundo”. Esta visita dio continuidad al programa “El Nadal és Valencià” que impulsa la institución valenciana para publicitar la amplia industria navideña de la Comunidad. Tras la visita a Xixona se marchó rumbo a Ibi y Onil para promocionar también el sector juguetero.

El sábado 19 de diciembre a las 20,00h se puso el punto y final a la Feria de Navidad 2020 con un espectáculo pirotécnico nunca visto en la ciudad del turrón. Se lanzaron tres castillos de fuegos artificiales sobre Xixona desde tres puntos diferentes y situados en los puntos cardinales del norte, sur y este de la población: el parking del cementerio, el solar contiguo al edificio de la Policía Local y el patio del CEIP Eloy Coloma. Los jijonencos de nuevo salieron a sus terrazas y durante unos 45 minutos pudieron comprobar cómo el oscuro cielo se llenó de colores brillantes, refulgentes y de un sonido atronador. El éxito de este evento estuvo garantizado. Este espectáculo pirotécnico se pudo realizar gracias a la iniciativa “Tras la oscuridad llega la luz” de la Diputación de Alicante, que tenía como objetivo conmemorar el Día de la Constitución y que había incluido a un total de 6 municipios, entre ellos Xixona. La declaración de la alerta amarilla por fuertes vientos el 6 de diciembre impidió su lanzamiento y motivó su aplazamiento. 

Saludo navideño de Susi Díaz.

Por último el martes 22 de diciembre la chef y embajadora de la Feria de Navidad Susi Díaz publicó un vídeo para felicitar la Navidad. Susi lanzó un mensaje a los jijonencos indicando que a pesar de que “va a ser un final de año complicado y van a faltar muchas cosas: sobre todo, abrazos y besos, (….) vamos a intentar sacar esas fuerzas de nosotros para pasar estas Navidades lo mejor que podamos,(…) para poder pasar estas Navidades bien vamos a tener que hacerlo en casa, en familia, vamos a poner un buen árbol de Navidad,… vamos a intentar buscar esa magia que la navidad tiene y vamos este año incluso a doblarla”. La chef comentó que en Navidad en su casa el turrón era algo imprescindible cuyo consumo le transporta a su infancia.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona colaboró con la Feria de Navidad elaborando 8 vídeos sobre la Historia del Turrón, que están pendientes de publicación en la página web de la feria.

Esta ha sido una edición atípica y especial de la Feria de Navidad. Un evento gastronómico y comercial acostumbrado a degustar y vivir en la calle, pero que este año tan especial y debido a la pandemia se ha trasladado a las redes sociales.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

El fin de la guerra entre Castilla y Aragón (1296-1300) y III

1.-Llega el momento de firmar la paz con Castilla.
La conquista de Murcia terminó a  finales de 1300, momento en el que una serie de circunstancias hicieron replantearse al rey Jaume II un cambio de política exterior.

Fernando IV de Castilla. Compendio_de_crónicas_de_reyes_(Biblioteca_Nacional_de_España)
De Desconocido – httpbdh.bne.esbnesearchdetallebdh0000051546, Dominio público, httpscommons.wikimedia.orgwindex.phpcurid=39183628

El 6 de diciembre de 1301 era declarada la mayoría de edad de Fernando IV de Castilla, precipitando la caída de su consejero, el infante don Enrique, defensor de la causa dinástica de Don Alfonso de la Cerda y de la corona de Aragón en el reino de Murcia.  Castilla rápidamente se buscó un aliado, y que mejor que el vecino Portugal. Así en 1302 se produjo el matrimonio del monarca castellano con Dª Constanza, infanta de Portugal y emparentada también con la casa de Aragón.

La Corona de Aragón, por su parte perdió a un fiel aliado, el reino de Granada, al fallecer su monarca Muhammad II (8 de abril de 1302). Su hijo, Muhammad III Abu Abdalá en vez de seguir apoyando a Jaime II creyó más conveniente firmar la paz con Castilla.

Además los problemas internos acechaban a la Corona de Aragón. Una sublevación nobiliaria contra el rey Jaime II hizo que el rey se planteara buscar el apoyo de Castilla para sofocar esta rebelión.

Papa Bonifacio VIII. The Lives and Times of the Popes de Chevalier Artaud de Montor, publicada hacia 1842.  https://archive.org/details/thelivesandtimes00montuoft

E incluso en estos momentos tan delicados el Papa le volvía la espalda. Bonifacio VIII en Anagni el 6 de diciembre de 1301 publicaba una bula por la que se legitimaba el matrimonio del ya fallecido Sancho IV y su consorte Dª María de Molina. Esto suponía la legitimización de la sucesión del trono de Castilla de su hijo, Fernando IV,   dejaba sin fundamento jurídico la causa dinástica de D. Alfonso de la Cerda y obligaba a su vez a Jaime II a reconocer de jure y de facto a Fernando IV como el único soberano legítimo de Castilla y León.

Ahora había que llegar a un acuerdo sobre el reino de Murcia, pues con esta bula papal Jaime II no había tomado posesión de unos territorios que le pertenecían por donación del legítimo rey de Castilla, si no que había conquistado una zona plenamente castellana.

2.-El Tratado de Torrellas.
Así en 1304 se pensó que la mejor fórmula para hallar una solución y firmar la paz entre Castilla y Aragón era una sentencia arbitral. De esta forma se creó un tribunal de arbitraje altamente cualificado y elegido por ambas partes. Estaba formado por: el infante don Juan, tío de Fernando IV, por parte de Castilla; el obispo de Zaragoza, don Jimeno de Luna, por la de Aragón y, como, presidente y árbitro, el rey de Portugal, don Dionís.

Dionisio I de Portugal. Compendio de crónicas de reyes del Antiguo Testamento, gentiles, cónsules y emperadores romanos, reyes godos y de los reinos de Castilla, Aragón, Navarra y Portugal (c. 1312–1325)

Los artífices en realidad de este arbitraje fueron el infante de Castilla, don Juan, más proclive a la causa de Aragón, que a la de Castilla y el propio Jaume II.

La reina-madre Dª María de Molina quiso reservar integro el reino de Murcia para Castilla, sin embargo su partición se hizo necesaria.

Torre de la iglesia de San Martín de Tours, Torrellas. De Diego Delso, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=62709311

La sentencia arbitral que puso fin a la guerra entre Castilla y Aragón fue recogida en el texto de Torrellas. El fallo fue emitido el 8 de agosto de 1304 en Torellas (Zaragoza) y fue ratificado los días 9, 10 y 11 de agosto por ambos monarcas en Agreda (Soria), Campillo, Tarazona (Zaragoza) y Soria. En él se partía el antiguo reino de Murcia en dos partes, a uno y a otro lado del bajo Segura. A la Corona de Aragón correspondió la septentrional y a Castilla la meridional, a excepción de Cartagena y Guardamar, que pese a su ubicación en la margen derecha del río fueron adjudicadas a Aragón.

3.-El Pacto de Elche.
Esta sentencia había permitido solucionar la espinosa cuestión del reino de Murcia; sin embargo la frontera entre los dos reinos no estaba clara; pues no se precisaba la línea divisoria desde Villena hasta el punto en el que el Segura penetra en el reino de Valencia. La solución fue hallada en un tratado posterior el año siguiente y conocido como Acuerdo de Elche.
Se creó una nueva comisión formada por Diego García, canciller mayor de Castilla y Gonsalvo García, consejero real de Aragón. En esta ocasión las negociaciones no iban a ser fáciles, pues el delegado castellano no estaba dispuesto a ceder el municipio de Yecla, villa del señorío del noble don Juan Manuel, a Aragón. Ante esta inquebrantable voluntad el delegado aragonés tuvo que ceder.

Ello obligó a trazar una frontera castellano-aragonesa irregular y caprichosa. El 19 de mayo de 1305 se firmó en Elche este nuevo acuerdo. Caudete y Jumilla se adscribían a Aragón, mientras que Yecla se reserva para Castilla. La nueva frontera se fijó partiendo de la actual Venta La Encina, proseguía hacia el sur por el limite comunal que separaba Villena de Almansa, seguía por el linde de Caudete con Almansa, bordeando el territorio de Yecla, continuaba por el confín de Yecla y Jumilla, continuaba luego la divisoria del término de Jumilla con Ontur, Tobarra, Hellín y Cieza, para descender hacia el Segura entre los términos de Fortuna y Orihuela, buscando el mar aproximadamente por el actual límite interprovincial de Alicante y Murcia.

También se cedió a Castilla Cartagena, en compensación a la perdida sufrida por esta al donar el señorío conquense de Alarcón, al noble don Juan Manuel.

4.-La incorporación de las nuevas tierras a la estructura administrativa del Reino de Valencia.
Durante la época de la conquista el reino de Murcia (1296-1304) fue administrado por un lugarteniente real, al que se denominó: Procurador General del Reino de Murcia. El primero que desempeñó este cargo fue su hermano, Jaime Pérez, señor de Segorbe, a quien sucedió otro noble, Bernat de Sarriá y a quien sucedería Pedro de Monteagudo.

Con la sentencia arbitral de Torrellas (1304) y su anexo el acuerdo de Elche (1305) el antiguo reino de Murcia quedó dividido en dos regiones. La meridional para Castilla y la septentrional para la Corona de Aragón. Las nuevas tierras incorporadas, situadas al sur de la actual provincial de Alicante, pasaron a llamarse  Regnum Valentiae ultra Sexona o Reino de Valencia allende Jijona o enllà Sexona. El gobierno de este territorio fue encomendado a un delegado del Procurador General de la Corona de Aragón, llamado Procurador Regni Valentiae et terre ultra Sexona, pero que en caso de no vivir él personalmente en tierras de la delegación, habría de tener en ellas un lugarteniente, con sede en Orihuela.

Castillo de Orihue

El rey Jaume II también utilizó la misma nomenclatura al referirse a la bailía. Así se llamó  baile general del Reino de Valencia ultra Sexonam.

La conquista del reino de Murcia por parte de Jaume II y su posterior incorporación a la Corona de Aragón supuso para Xixona el perder el estatus de primera línea frente al posible enemigo, de ser frontera con el reino de Murcia primero y después con Castilla. Ahora quedaba en una segunda línea, más alejada de la frontera administrativa. Pasó a ser la referencia lingüística de los nuevos territorios incorporados que formaban el Regnum Valentiae ultra Sexona.

Escudo foral de Xixona publicado en el Atlante Español de Bernat Espinalt de 1786

Xixona  durante casi cincuenta años (1244-1296) fue llave de entrada y salida al Reino de Valencia y los jijonencos siempre tuvieron a bien ese papel de ser el garante de la seguridad del nuevo reino y así lo reflejaron en su escudo de armas en el que junto con el castillo, las barras de Aragón aparecen también dos llaves.

Bernardo Garrigós Sirvent, Cronista Oficial de Xixona.

BIBLIOGRAFÍA.
DEL ESTAL GUTIÉRREZ,J.M., Conquista y anexión de las tierras de Alicante, Elche y Orihuela, CAPA, Alicante, 1982.
El Reino de Murcia bajo Aragón (1296-1305) Corpus documental I /1, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante,1985a,  471 pp.
“Historia Política”, Historia de la Provincia de Alicante Vol. III Edad Media, Ediciones Mediterráneo S.A., Murcia, 1985b, pp.171-286.
“Conquista y repoblación (1247-1490)”, Historia de Alicante Tomo I, Ayuntamiento de Alicante, Patronato para la Conmemoración del V Centenario de la Ciudad, Alicante, 1989, pp. 181-200.
El Reino de Murcia bajo Aragón (1296-1305) Corpus documental I /2, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante,1990, 288 pp.
“El itinerario de Jaime II de Aragón en la conquista del Reino Castellano de Murcia (1296-1301)”, Anales de la Universidad de Alicante nº 11, Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Alicante, Alicante, pp. 135-171.
DOMENECH LLORENS, Salvador, “Xixona, segons les quatre grans cròniques”, Programa de Fiestas de Moros y Cristianos de Xixona, Asociación de San Bartolomé y San Sebastián, Xixona, 1980, 3 páginas.
GALIANA CARBONELL, Fernando, Apuntes para nuestra historia. Términos de Sexona y las guardas del cami Major d’Alacant, Programa de Fiestas de Moros y Cristianos de Xixona, Asociación de San Bartolomé y San Sebastián, Xixona, 1977, 2 pp.
Crónica de la parroquial iglesia de mosén José Francisco García 1858 (II), Programa de Fiestas de Moros y Cristianos, Asociación de San Bartolomé y San Sebastián, Xixona, 1983, 4pp.
Historia de Jijona, Instituto de Cultura «Juan Gil-Albert», Alicante, 1995.
GÓMEZ BAYARRI, José Vicente, Jaime II El Justo (1291-1327), Reyes forales medievales del Reino de Valencia, Promoción de Cultura Valenciana (Del Senia al Segura),S.L., Valencia, pp.117-142.
GUINOT RODRÍGUEZ, Enric, Cartes de poblament medievals valencianes, Valencia, Generalitat Valenciana, 1991, 841 págs.

La participación de Xixona en la guerra entre Castilla y Aragón 1296-1300 (II)

De la documentación conservada deducimos que el papel desempeñado por nuestra villa en el conflicto entre las coronas de Castilla y Aragón en el que se puso en juego la soberanía del reino de Murcia fue más bien testimonial, de apoyo logístico, pero muy reducido. Este sería su papel, si queremos darle alguno.

Sobre este enfrentamiento hemos hablado anteriormente https://bgarrigos07.wordpress.com/2020/11/25/la-guerra-entre-castilla-y-aragon1296-1300i/

A finales del siglo XIII Xixona era un pequeño núcleo de población que crecía a los pies del castillo almohade y que estaba intentando recuperarse de los sucesivos altercados en los que se vio envuelta. Con el tratado de Almizra, firmado el 26 de marzo de 1244 en el Campet de Mirra entre Alfonso X El Sabio de Castilla y su futuro yerno Jaume I de Aragón, se establecía la línea fronteriza entre estos dos grandes reinos peninsulares. La frontera pasaba por las siguientes zonas: Biar, puerto de Biar, Castalla, Jijona, Busot, Aguas de Busot y Barranco de Aguas.

Castell del Camp de Mirra

Con la toma del castillo de Biar en 1245 se puso fin a la conquista del Reino de Valencia. A finales del verano o principios del otoño de 1247 se alzó en armas Al-Azraq, señor de un amplio territorio montañoso comprendido entre las comarcas de El Comtat y la Marina, en el norte de la provincia de Alicante. Jaume I puso todo su empeño en que esta sublevación fracasara, siendo la victoria cristiana  efectiva a mediados de junio de 1258. Si  bien parece ser que los sublevados no ocuparon la fortaleza jijonenca sus límites territoriales llegaron hasta el valle de Jijona. Es por ello que no se pudo controlar efectivamente nuestra zona hasta la derrota de Al-Azraq.

Benicadell

Xixona  y su valle eran un lugar estratégico; ya que eran paso obligado entre la zona costera y sur de Alicante y el interior del Reino de Valencia. Como así lo manifestó el propio Jaume I durante la sublevación de Al-Azraq:
“Car si Penacadell  se perdia, lo port de Cocentaina se perdria, que no gosaria hom anar a Cocentaina, ni a Alcoi, ni a les partides de Seixona, ni a Alacant per nengun lloc, e seria gran desconhort dels crestians”.

Font de Nutxes

Para afianzar el control de este valle el rey Jaume I concede a finales de febrero de 1258 a Joan de Mur 14 casas con sus 14 hanegadas de tierras contiguas en la alquería de Nutxes. Sabemos por otro documento proveniente el Archivo de la Corona de Aragón que en julio de  1258 era señor del castillo, Pelegrí  Baldoví, quien rinde cuentas de los tributos cobrados en nombre del rey.

En 1264 se produce la sublevación de los mudéjares del reino de Murcia y ante la solicitud de ayuda de su yerno, Alfonso X El Sabio, Jaume I inicia una campaña por todo el sur de Alicante y por Murcia. Esta campaña finalizará victoriosamente en 1266 con la toma de la ciudad de Murcia. Pacificado este territorio fue reintegrado al reino de Castilla.

Carta de franquicia de Xixona de 1268

Como consecuencia de la revuelta de Al-Azraq y esta sublevación de los musulmanes del reino de Murcia, Jaume I decidió afianzar la zona fronteriza con la expulsión de la población musulmana y la repoblación de los principales núcleos. Así el  28 de abril de 1268 otorga a los repobladores del término de Jijona el derecho a establecerse y fundar el pueblo en las cercanías del castillo a cambio de participar en su defensa.

Entrada al castell d’Alacant

Es posible que las tropas de Xixona participaran en la conquista del castillo de Alicante a finales de abril de 1296. Pues; eran expertos en la guerra al ser fuerzas que estaban acantonadas en la frontera y siempre dispuestas a defender el territorio y a realizar expediciones de castigo contra las zonas enemigas. Conocían el terreno perfectamente, como así lo demuestra la razia contra el cabo de las Huertas realizada en 1276.  Algunos eran profesionales de la guerra: almogávares. Además eran leales al rey, no en vano el Jaume I les había otorgado en 1268 el derecho a establecerse. Una pista, aunque muy vaga, nos la da el privilegio otorgado por Felipe V el 20 de junio de 1708 en el que se dice:
“que he concedido a dicha Ciudad de Xixona (antes villa) hacerla merced de que en estando recuperada Alicante se le mantenga a dicha Ciudad la confianza que los Señores Reyes mis gloriosos predecesores hicieron de sus vezinos, encargándoles su custodia y defensa siempre que se hallase invadida, continuándolo como hasta aquí lo han hecho a las ordenes del Comandante de aquella fortaleza…”.

Castell d’Alacant

Como hipótesis de trabajo podríamos aventurar que los jijonencos participaron en la conquista del castillo de Alicante y que el rey Jaume II les otorgó este privilegio, que se perdería en el incendio del Ayuntamiento en 1529 o durante la Guerra de Sucesión. Así cuando se les presentó la oportunidad le plantearon al rey que les confirmara esta merced. Este privilegio de defensa del castillo de Alicante explicaría la enconada defensa que de la fortaleza hicieron Pedro Corbí y los milicianos jijonencos en agosto de 1706 ante el ataque de las tropas austracistas. Sin embargo, ha sido imposible documentar esta participación.

Alcazaba del castell de Xixona después de su restauración en 2020

Participaran o no los jijonencos con las tropas del  rey Jaume II en la toma del castillo castellano de Alicante lo cierto es que a finales del siglo XIII la situación por la que atravesaban sus habitantes no es del todo boyante, sino más bien todo lo contrario. Así el rey decide aliviarla y remite el 8 de mayo de 1296 estando en el sitio de Orihuela una “Carta de Jaime II a su portero real, Sancho de Tena, por la que le ordena que, en atención a los muchos daños sufridos años atrás por los vecinos de Jijona, no les cobre el impuesto del monedaje o monetaticum, porque ha resuelto eximirlos del mismo por gracia especial”.

Xixona fue lugar de paso de los nobles y sus tropas que se retiraban del conflicto y volvían a sus lugares de origen. Por ejemplo, el 14 de mayo de 1296 el rey emite la siguiente orden: “Orden de Jaime II a los alcaydes de Alicante y Guardamar, los caballeros Raymundo de Urtx y Galcerán de Rosanes respectivamente, y al alcayde así mismo de Jijona, para que no estorben lo más mínimo el regreso a sus casas de los siete hombres de armas que se citan, por contar con su licencia oficial expresa. Eran éstos: Pedro de Tor, Pedro Valta, Guillermo Ros, Bartolomé Egidio Lordeto, Bernat Torret, Poncetus de Familia y Guillem de Angleraria”.

Zona de la venta Guardeta y el fondo la zona de Montnegre. Posiblemente cerca de este lugar estaría el Molinillo

Para garantizar la seguridad del camino mayor entre Alicante y Xixona el procurador General del Reino de Murcia, Jaime Pérez, señor de Segorbe nombró a Pedro Miguel guarda de El Molinillo para asegurar el paso por el Camino Mayor y proteger a los viajeros. A cambio recibiría un salario, a ración de 4 dineros por bestia mayor de carga o moro cargado y una meaja por cabeza de ganado menor.

La Torre Grossa tras la restauración de 2020

Al ser Xixona lugar fronterizo es posible que entre sus habitantes existieran algunos almogávares o profesionales de la guerra. Sabemos que en mayo de 1296 Vicentius de Sexona realizó una cabalgada por las tierras murcianas de Ceutí, Lorquí y Alguazas consiguiendo un buen número de cautivos musulmanes que llevó a Orihuela con la intención de venderlos. Los cautivos conseguidos en Alguazas tuvo que devolverlos, ya que este lugar había sido entregado por el rey Jaume II a su conseller Ramón de Manresa y no quería enemistarse con él. En cambio, los conseguidos en las otras dos poblaciones, aunque el 17 de mayo de 1296 dictó ordenes para que no fueran vendidos, al día siguiente autorizó la venta.

Este es el papel que jugó Xixona en el conflicto entre los dos grandes reinos peninsulares a finales del siglo XII e inicios del siguiente.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

La guerra entre Castilla y Aragón(1296-1300)I


Con el Pacto de Elche (19 de mayo de 1305), epílogo de la Sentencia Arbitral de Torrellas (24 de agosto de 1304) firmada entre Jaume II de Aragón y Fernando IV de Castilla se ponía fin a la guerra disputada, entre 1296 y 1300, por estas dos potencias por la hegemonía peninsular. Esta sentencia supuso la incorporación al recién creado Reino de Valencia de las tierras septentrionales del Reino de Murcia. Es decir la zona situada al sur de la línea Biar, puerto de Biar, Castalla, Jijona, Busot y Aguas de Busot, delimitada por el tratado de Almizra y la desembocadura del río Segura.


Motivos para una guerra entre Castilla y Aragón.
Jaime II, El Justo,(1268-1327) accedió al trono de la Corona de Aragón en 1291 debido al fallecimiento sin descendencia de su hermano Alfonso I, El Liberal. Nada más acceder al trono firmó un tratado de paz con Castilla en las Vistas de Ariza y Monteagudo (28 y 29 de noviembre de 1291). Este tratado se selló con el matrimonio entre Jaume II y la infanta Dª Isabel, hija de Sancho IV, rey de Castilla.

Jaime II preside un consejo de nobles. De anonym – vers 1315-1325 – Usatici et Constitutiones Cataloniae (BNF, Latin 4670 A), CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=53326599

Sin embargo, muy pronto sonaron los tambores de guerra. Fueron muy diversos los factores que propiciaron esta confrontación.

La deslealtad del rey castellano; pues firmó en 1293 una alianza secreta con el rey de Francia, Felipe IV El Hermoso, enemigo de la Corona de Aragón. Esto indujo a Jaume II a romper el tratado y a deshacer el matrimonio aduciendo su invalidez al carecer de la dispensa papal preceptiva; pues los contrayentes tenían vínculos de consanguinidad en tercer grado.

Sancho IV de Castilla. Wikipedia.org

La crisis sucesoria de Castilla, pues a la muerte de Alfonso X El Sabio (1284) se disputaron el trono su hijo Sancho IV y D. Alfonso de la Cerda, su nieto y heredero del primogénito del rey Sabio, D. Fernando de la Cerda. Esta crisis se acentuó cuando en abril de 1295 falleció Sancho IV y reclamó el trono su hijo, Fernando IV. D. Alfonso de la Cerda impugnó los derechos sucesorios de Fernando IV al manifestar que sus progenitores no tenían la dispensa apostólica antes del matrimonio al ser “parientes en grado prohibido” por lo que esta unión era ilegítima y por lo tanto los derechos sucesorios pasarían a él, al ser primo-hermano del Rey. D. Alfonso de la Cerda, con la intención de garantizarse el apoyo de las tropas aragonesas, donó en tres pactos secretos y sucesivos, como soberano legítimo de Castilla, el reino de Murcia; primero a Alfonso III (Calatayud, 1289) y después a Jaime II (Ariza, enero 1296 y Serón, febrero 1296).

La alianza ahora, entre el soberano francés, Felipe IV y Jaime II ante la presencia del papa Bonifacio VIII en junio de 1295 concertando el matrimonio entre el monarca aragonés y la infanta gala Dª Isabel de Valois.

María de Molina presenta a su hijo, Fernando IV en las cortes de Valladolid de 1295.
Óleo sobre lienzo de Antonio Gisbert Perez 1863, Congreso de los Diputados.

Todas estas circunstancias encontraron la perfecta ocasión con la minoría de edad del rey de Castilla, Fernando IV, bajo la tutela y regencia de su madre Dª María de Molina.

La conquista del Reino de Murcia.
En 1296 Jaume II recupera el deseo de sus antepasados de conquistar el Reino de Murcia. Esta guerra con Castilla pudiera parecer un simple paseo militar debido a su escasa duración, unos 4 años y a la visión que nos han transmitido los cronistas medievales.  Repasando la documentación se constata que Jaume II, solicitaba la rendición de unas plazas que él consideraba de la Corona de Aragón por la cesión de D. Alfonso de la Cerda, el legítimo rey de Castilla. Si las plazas no se rendían no dudaba en utilizar la fuerza.

Escudo del infante Alfonso de la Cerda. De Jr JL – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=38143235

Jaume II inició la conquista enviando cartas urgiendo la inmediata entrega de los castillos de Cartagena, Monteagudo, Orihuela y Alicante, por ser ahora él su soberano. El alcaide de Alicante, Nicolás Pérez, contestó un rotundo no. Entonces se apresuró a conquistar la fortaleza por las armas. Tras reñida lucha dio muerte al alcaide y conquistó la fortaleza el 20 o 21 de abril de 1296. Jaume II nombró al caballero y noble catalán Raymundo de Urtx alcaide del castillo, proveyó los cargos municipales y respetó las libertades y bienes de la población indígena, mudéjar, judía y también castellana, siempre que le aceptaran como soberano.

El 24 de abril envía cartas al señor de Elche, el noble Don Juan Manuel proponiéndole negociaciones para  su rendición. Al día siguiente se dirigió hacia el sur, dejando a su derecha el señorío musulmán de Crevillente, cuyo nuevo ra’is era fiel vasallo suyo. El día 26 de abril se encuentra ya en la costa camino de Guardamar y ese mismo día sitia el castillo y logra ocuparlo al final de la jornada. El 27 de abril nombra alcaide de la fortaleza al noble Galcerán de Rosanes.

Ahora pone rumbo a Almoradí; pues los castillos de Cox y Albatera al ser lugares del señorío musulmán de Crevillente le eran fieles. Sitia esta población durante tres días (del 28 al 30 de abril) consiguiendo a finales de mes su rendición.

Seguidamente se dirige hacia Orihuela a la que pone sitio, al mismo tiempo que intenta someter las poblaciones de Abanilla y Callosa.

Vista general de castillo de Abanilla

El 1 de mayo recibió el rey una carta del alcaide del castillo de Abanilla notificándole su disposición a entregarle la fortaleza y prestarle vasallaje si el rey aragonés le respetaba sus posesiones y el rey aceptó.

La ciudadela de Callosa rechazó en varias ocasiones los ataques del rey aragonés; pero fue ocupada el 6 o 7 de mayo.

El alfoz oriolano estaba formado por un conjunto de alquerías y lugares fortificados, debiendo negociar con ellos y en muchos casos empuñar las armas. Diez días duró el asedio de Orihuela que finalmente capituló el 11 de mayo. Tras la toma de la ciudad envió el rey una carta al alcaide del castillo solicitándole su rendición en el plazo de 40 días, que expirarían el 21 de junio de 1296. Pero el alcaide se rindió el 18 de junio.

Castillo de Cox. Fotografía publica en la revista RAECO

El siguiente paso era conseguir el vasallaje del señor musulmán de Crevillente, cuyas tierras  abarcaban los lugares de Coz, Albatera, Aspe, Chinosa, Monovar y Crevillente. El 17 de mayo de 1296 se firmó el acta de vasallaje y sumisión a la Corona de Aragón. Así el señor de Crevillente se comprometió a ayudar a Jaume II en su guerra contra Castilla y recibió la confirmación como señor de sus territorios y fue nombrado juez ordinario de todos los musulmanes del reino de Murcia y particularmente de aquellos que vivían en las tierras litorales desde Guardamar y Orihuela hasta Beniopa, ya en el Reino de Valencia. Tras el fallecimiento de los herederos del ra’is de Crevillente sus tierras pasaron a la corona en 1318.

Castillo de Monteagudo. https://turismodemurcia.es/es/monumentos

Jaume II ya había conquistado la zona septentrional del Reino de Murcia, excepto el señorío de Elche. Así dirigió su mirada hacia su capital: Murcia. Esta poseía dos fortalezas, la de la ciudad y la del cerro de Monteagudo. El 11 de mayo envió sendas cartas solicitando su rendición en el plazo máximo de un mes. Tras una negociación el alcaide del castillo de Monteagudo capituló el 19 de mayo de 1296 y el rey entró en la ciudad de Murcia. Pero el alcaide de  su fortaleza persistió en su defensa. En este caso el rey optó por ampliar el plazo de rendición, que sería de 42 días, y entabló negociaciones. Éstas dieron su fruto el 15 de junio con la rendición de la plaza.

Tras la toma de la capital fueron cayendo el resto de fortificaciones: Caravaca y Cehegín se rindieron el 29 de mayo, Mula el 31 de mismo mes, pero Cartagena presentó dos frentes de resistencia: el núcleo urbano y el castillo. Como siempre el rey envió cartas solicitando su rendición antes de un mes, cuyo plazo finalizaba el 24 de mayo. Mientras la ciudad se rindió al finalizar el plazo, el alcaide del castillo resistió. Entonces se organizaron nuevas negociaciones y el rey optó por asediarlo y tomarlo por las armas, cosa que hizo a finales del mes de julio de 1296.

Una vez tuvo en sus manos la ciudad de Murcia, Jaume II se replanteó la ocupación del señorío de Elche. Tras enviar cartas solicitando su rendición procedió al asedio. Este se comenzó el 3 de junio de 1296 y el 12 del mismo mes el propio rey se trasladó a Elche para dirigir las operaciones militares. Después de intentar negociar de nuevo, decidió endurecer el cerco y el 27 de julio se firmó una capitulación, conocida como la tregua septenal de Elche, ya que habría de durar hasta que el noble don Juan Manuel alcanzara la mayoría de edad el 5 de mayo de 1303. En ese momento si acataba formalmente la soberanía del monarca de Aragón, como rey de Murcia y su señor natural, recobraría sus tierras. Sin embargo, no aceptó.

Don Juan Manuel.
De Desconocido – http://www.spanisharts.com/books/literature/imagenes/jmanugr.jpg, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2109361

El 9 de mayo de 1303 don Juan Manuel se reunió con Jaume II en Xátiva y acordaron su boda con la infanta de Aragón Dª Contanza, quien, por sólo tener seis años tuvo que ser aplazada hasta los catorce, consiguiendo así don Juan Manuel una nueva tregua y mantener su señorío hasta 1311. Pero un hecho inesperado vino a concluir las treguas citadas, el tratado de Torrellas, firmado en 1304 y que dividía el reino de Murcia en dos partes, recayendo el señorío de Elche en tierras de la Corona de Aragón, por lo que don Juan Manuel no tuvo otra opción que reconocer la soberanía de Jaume II.

El 12 de agosto de 1296 ya está de nuevo en Valencia. A principios de 1297 el rey se traslada a Roma para negociar con el papa Bonifacio VIII el espinoso asunto de la devolución del Reino de Sicilia a la Iglesia Romana. A finales de julio ya se encuentra de vuelta en Barcelona, sin embargo los disturbios originados por la sucesión en el condado de Pallars impiden que se pueda ocupar de finalizar la conquista de las tierras murcianas. En noviembre de 1297 ya fija su residencia en Valencia y en enero se dirige hacia Murcia para asediar Alhama.

En su camino desde Valencia a Murcia realiza una parada en Xixona el martes 14 de enero de 1298 al firmar un documento en nuestra villa. Alhama se rindió el 31 de enero de 1298. Ahora sólo quedaba Lorca que capituló a finales de diciembre de 1300.

Bernardo Garrigós Sirvent. Cronista Oficial de Xixona.

Presentación de las obras de reconstrucción del castillo de Xixona.

El jueves 5 de noviembre de 2020 en la iglesia del convento de la Mare de Déu d’Orito el Ayuntamiento de Xixona presentó el resultado de los trabajos realizados durante la primera fase de la reforma del castillo.

Vista Noreste del castillo de Xixona

Esta primera fase comenzó en noviembre de 2019 y ha terminado en octubre de 2020 y ha consistido en la consolidación y restauración de dos elementos emblemáticos de la fortaleza de Xixona: la Torre Grossa y la alcazaba. Las obras realizadas por la empresa DYALCO han contado con un presupuesto de 528.000€, que han sido financiados por la Generalitat Valenciana, que ha aportado el 50% a través de fondos FEDER europeos del proyecto 2014-2020, y el Ayuntamiento de Xixona.

Al acto asistieron los concejales del consistorio jijonenco y representantes de algunas de las entidades locales que llenaron la sala y siguieron el protocolo anti COVID-19.

Convento de la Mare de Déu de l’Orito

El azar quiso que esta actividad importante para la vida de la ciudad más dulce del mundo se programara en la iglesia del convento de la Mare de Déu d’Orito en un día que se conmemoraba el 425 aniversario de la colocación de la primera piedra de este cenobio franciscano.

En el acto intervinieron: Leonor Lavado, diseñadora y autora del nuevo logo del castillo; Bernardo Garrigós, cronista oficial de Xixona; Gabriel Segura, arqueólogo, Santiago Varela, arquitecto codirector del proyecto; Antoni Such, director general de Administración Local de la Generalitat Valenciana e Isabel López, alcaldesa de Xixona.

Nuevo anagrama del castillo de Xixona

La primera en intervenir fue Leonor Lavado, quien junto con su hermana Ana, han sido las diseñadoras de la marca que a partir de este momento quiere identificar a la fortaleza de Xixona. Leonor expuso que buscaron su inspiración para identificar a un castillo de raíces almohades construido a finales del siglo XII e inicios del siguiente en el arte característico de este periodo, que era el arte románico en transición hacia un nuevo estilo, el gótico. Es por eso que el anagrama pretende simbolizar una vidriera gótica con un cierto aire románico al presentar un dibujo plano, sin relieve construido mediante una sola línea que lo une completamente y que representa la nueva silueta del castillo tras su restauración.

Presentación de las obras de reconstrucción del castillo. 5 de noviembre de 2020.

En cuanto a la tipografía se ha apostado por unas letras rotundas y con carácter, elegante y bonita y para darle dinamismo se ha jugado con la diferencia de grosor. En cuanto al color se ha utilizado unas tonalidades representativas e identificativas de la ciudad de Xixona, puesto que el tono elegido es el característico del turrón de Jijona y “que recordaba el color de la Torre Grossa cuando le da la luz del atardecer”. Para potenciar la nueva marca del castillo de Xixona se le ha añadido un eslogan: “El futuro de nuestra historia”.

En segundo lugar intervino Bernardo Garrigós Sirvent, cronista de la ciudad quien resumió el contexto histórico en el que se construyó la fortaleza.

Estatua de Jaume I en el parterre de Valencia

El cronista de Xixona indicó que el castillo tiene su origen en la llegada de un grupo de almohades procedentes de la Frontera Superior a finales del siglo XII o inicios del siglo XIII, que se establecen en una zona deshabitada con el objetivo de controlar el acceso desde la zona costera alicantina al interior montañoso. Estos nuevos pobladores traen consigo un nuevo tipo de fortaleza de planta poligonal, con fuertes muros y poderosas torres que se asienta sobre un gran crestón calcáreo de difícil acceso y protegido por una gran torre al norte, su vertiente más débil.  Con la firma del tratado de Almizra el 26 de marzo de 1244 Xixona pasó a formar parte de la zona fronteriza entre Castilla y Aragón, pasando a ser puerta de entrada y salida al nuevo reino de Valencia. Xixona se convirtió en una de las llaves del reino, como así se visualiza en el propio escudo de la población. Con la conquista de Biar en 1245 el rey Jaume I declaró finalizada la conquista del reino musulmán de Valencia, pero la sublevación de Al-Azraq señor de un amplio territorio montañoso del interior de la actual provincia de Alicante le devolvió a la dura y cruel realidad. La sublevación de este caudillo no finalizó hasta 1258.

Conquista de Xixona de Marga Galiana.

El dominio efectivo de la zona jijonenca no se produjo hasta 1258. El rey para consolidar esta zona fronteriza tomó una serie de medidas, como: el otorgamiento a Joan de Mur de la alquería islámica de Nutxes, la expulsión de los musulmanes del interior del castillo, el reforzamiento de la torre norte del castillo y así es como nació la famosa Torre Grossa y la concesión de la fortaleza a su primer alcaide, Pelegrí Baldoví. 

A pesar de todas esta medidas la frontera no estaba totalmente consolidada y tras la sublevación de los musulmanes del reino de Murcia (1264-1266) Jaume I volvió a tomar nuevas medidas, así concedió el 10 de marzo de 1267 a Beltran de Vilanova el castillo y la villa de Xixona con la obligación de construir un alcázar en la zona más alta de la fortaleza. Este sería el nacimiento de la actual construcción como así han demostrado las evidencias arqueológicas tras su excavación. Para garantizar la llegada de repobladores otorgó el 28 de abril de 1268 una carta de franquicia a los nuevos jijonencos liberándoles de algunas cargas fiscales y posibilitando su asentamiento en el interior de la fortaleza a cambio de garantizar su defensa.

El cronista indicó que con la firma del tratado de Torrella en 1304 y el pacto de Elche en 1305 y la incorporación al reino de Valencia de la zona Sur alicantina  Xixona dejó de ser frontera directa con Castillo y el protagonismo del castillo y su valor militar y estratégico comenzó a disminuir. Finalmente será la conquista del reino de Granada en 1492 y la unificación de las coronas de Castilla y Aragón hará que el castillo de Xixona pierda su protagonismo y comience el proceso de deterioro y abandono.

Tableta de turrón de Jijona de la marca Castillo de Jijona de José Garrigós

Por último, Bernardo Garrigós expuso que los jijonencos llevan en lo más profundo de su corazón la fortaleza jijonenca, puesto que fue el punto de arranque de la actual ciudad, es propiedad de todos ellos por privilegio de Felipe V del 20 de junio de 1708 y además existe una marca de turrones: El Castillo de Jijona, una marca de bebidas carbónicas: La Torre Grossa y una marcha mora del compositor Ricardo Planelles Torregrosa: El encanto de la Torre Grossa.

Gabriel Segura explicando los hallazgos arqueológicos de la restauración del castillo de Xixona.

Después del cronista de Xixona participó el arqueólogo Gabriel Segura quien destacó que se han cumplido los objetivos que se trazaron en el proyecto al documentarse el origen de la Torre Grossa y se han confirmado los datos documentales sobre la construcción de la alcazaba, que fue edificada a finales del siglo XIII bajo dominio feudal como un elemento fuerte del castillo. Además se ha podido constatar el proceso de abandono de la alcazaba a principios del siglo XVI, debido a que el reino nazarí de Granada fue conquistado en 1492 y España fue unificada bajo el yugo de los Reyes Católicos, ahora el principal enemigo de la monarquía hispánica eran los piratas berberiscos y turcos que llegaban por mar a nuestras costas. Es por ello que este castillo situado en el interior, apenas tiene ya valor militar. Entonces comienza un proceso de abandono paulatino que viene acompañado por el saqueo de todos los restos materiales que había en él y en la alcazaba sólo se salvó una escudilla escondida en un rincón, y descubierta nuevamente en el proceso de excavación por un trabajador jijonenco, Antonio López Juan, Marina. La escudilla fue producida en los talleres de Manises entre 1480 y 1520 y sirve para constatar el abandono de la fortaleza.

Cuenco hallado en la alcazaba del castillo de Xixona.

Otro hallazgo material destacable de la alcazaba fue el descubrimiento de una cisterna que fue hallada el último día de la excavación arqueológica. Se trata de un aljibe construido en la parte superior de la alcazaba en el momento fundacional de este recinto para dotarla y proveerla de agua y así resistir los asedios. Curiosamente esta cisterna no aparecía en la documentación conservada. De momento simplemente está documentada y faltaría un nuevo proyecto para excavarla e integrarla en el futuro a lo que serían las visitas a la alcazaba.

Alcazaba del castillo de Xixona tras su restauración.

Santiago Varela Botella, codirector arquitectónico de la intervención, valoró muy positivamente la intervención en el castillo de Xixona. El objetivo básico era la restauración y consolidación de la Torre Grossa y la alcazaba “a partir de los elementos existentes y en el caso de la Torre Grossa (…) completarla con la debatida cuarta pared que estaba documentada en distintos textos (…) y que con los resultados de la excavaciones estaban allí sus restos y el objetivo era completar la cuarta pared con un elemento que se distinga materialmente y visualmente y que en cierto modo, y si algún día fuera procedente desmontarla tenga una relativa fácil actuación de desmontar”.

En relación a la alcazaba Santiago Varela indicó que se ha pretendido recuperar los elementos existentes,elevar en cierta altura sus elementos constituyentes: cortinas y torres, dando importancia a la torre del Homenaje. Otro de los objetivos era hacer visitables la Torre Grossa y la Torre del Homenaje mediante la construcción de una escalera interior que permitiera alcanzar su techo desde el que los visitantes pudieran ver la ciudad de Xixona y gran parte de su término y así tener la misma visión que sus constructores en el siglo XIII contemplaron. 

Imagen del casco antiguo desde la parte superior de la Torre Grosa

Santiago Varela destacó que uno de los principales valores de la fortificación jijonenca era el amplio campo visual que se controlaba al contemplarse desde la zona costera alicantina hasta el interior montañoso y además su potente imagen sobre un peñón calcáreo disuadía a los posibles atacantes.

Seguidamente fue el turno de Antoni Such, director general de Administración Local de la Generalitat Valenciana, quien anunció el compromiso de la institución valenciana para potenciar subvenciones con fondos europeos para poder continuar con las labores de recuperación del patrimonio valenciano. A estas ayudas podrá presentarse el Ayuntamiento de Xixona, quien desea proponer una segunda fase de reconstrucción del castillo. En ella es objetivo prioritario la reconstrucción de la muralla y la antemuralla con sus torres, con ello el castillo estará completamente restaurado y habrá recuperado su auténtica presencia en el valle del río Coscón. Antoni Such resaltó que es fundamental que el patrimonio cultural se recupere, pero también que se utilice y disfrute por la ciudadanía por lo que hay que crear rutas turísticas que atraigan a visitantes. 

Isabel López Galera durante la presentación de las obras del castillo

La alcaldesa, Isabel López Galera destacó en su intervención que la fortaleza “estaba en un momento crítico y era urgente porque se corría el riesgo de perder cualquier vestigio de la alcazaba”. La alcaldesa se mostró especialmente feliz, puesto que “hoy es un día muy especial, un día que forma parte de los sueños de cualquier jijonenco o jijonenca y que por fin vemos como se ha podido actuar y llevar adelante un proyecto de estas características”. Seguidamente expresó su deseo para que este proyecto sirva esta recuperación del patrimonio artístico como un recurso turístico más que ayude también  a generar actividad económica en el municipio(..’) y que podamos utilizarlo para conocernos mejor a nosotros mismos (…) y a nuestra historia”. La alcaldesa también indicó que el Ayuntamiento está ultimando ya las primeras visitas guiadas a esta fortaleza.

Interior de la Torre Grossa del castillo de Xixona tras su restauración.

Tras las palabras de la alcaldesa se dio por terminado el acto y los asistentes se trasladaron al castillo donde Santiago Varela explicó las principales características de las obras que han devuelto a la ciudad más dulce del mundo la silueta de su fortaleza.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

Crónica de las Fiestas de Heladores del 2020 en Xixona

Xixona, ciudad conocida mundialmente por ser la ciudad más dulces por la producción artesanal de turrones y dulces, helados y granizados, celebra anualmente dos fiestas de Moros y Cristianos, unas en el fin de semana más próximo al 24 de agosto, festividad de San Bartolomé, patrono de Xixona y otras, en el penúltimo fin de semana de octubre. Las fiestas de octubre son conocidas popularmente como Festes del Geladors (Fiestas de los Heladores). Nacieron en 1978 porque los jijonencos que poseen sus negocios de venta de helados por toda España no podían trasladarse en pleno agosto para participar en las fiestas patronales de Moros y Cristianos y pidieron permiso para celebrarla en otra fecha. Este año 2020 el calendario había determinado que las Festes del Geladors se celebrarán desde el viernes 23 al domingo 25 de octubre.

El viernes 23 de octubre de 2020 era un día señalado en el calendario de la ciudad de Jijona, como el día en el que comenzarían las Fiestas de los Heladores (Festes del Geladors). Cita festera que permitiría a un buen número de ciudadanos regresar a su ciudad natal desde las poblaciones, villas y ciudades en las que han pasado gran parte del año endulzando a moradores y turistas con sus sabrosos granizados, cremas y helados. Eran tres días en los que la música de los pasodobles, marchas moras y cristianas tomaban las calles y permitían a los heladores reencontrarse con sus compatriotas y pasar una jornadas llenas de camaradería y alegría; pero esté año debido a la situación sanitaria creada por la expansión de la pandemia mundial de la COVID-19 fueron suspendidas.

Desflile de las fiestas de Moros y Cristianos de los Heladeros . 27 de octubre de 2019.

El Ayuntamiento de Xixona y  la Asociación Cultural y Festera de Heladores, entidad encargada de organizar las fiestas de Moros y Cristianos dels Geladors, organizaron una serie de actividades alternativas para alegrar si pudiera ser por un momento a una ciudadanía con el ánimo decaído por el avance de esta segunda ola, que está golpeando a la humanidad. Dado el carácter festero y festivo de los jijonencos no pudo faltar a esta cita la música, en forma de concierto y pasacalle.

El viernes 23 de agosto, día en el que debía comenzar las fiestas del Geladors, se trasladó a Xixona el equipo móvil de Intercomarcal TV para realizar el programa “Día a día” en directo desde las 12 a las 15 horas. Debido al riesgo de viento y lluvia el plató se instaló en el salón de plenos del Ayuntamiento desde donde Paco Navarro conducía el programa y daba a paso a Juan Luis Escoda que presentaba diferentes conexiones en directo.

En el plató intervinieron en sucesivas entrevistas: Isabel López Galera, alcaldesa de Xixona; Juan Carlos Ramos y Jaime Mínguez, presidente y secretario de la Asociación Cultural y Festera de Heladores y Ricardo Mira García, concejal de fiestas.

Isabel López Galera en el programa Dia a Dia de Intercomarcal TV.

Isabel López Galera, alcaldesa de Xixona en una entrevista distendida y amena repasó la actualidad política local marcada por el pacto de gobierno del PSOE con Ciudadanos señalando  que el pacto está funcionando y ha servido para reducir la tensión política que se respiraba en los últimos plenos del Ayuntamiento. Además expuso que la situación de las arcas municipales es buena y que están a la espera del cambio en la legislación estatal para que puedan invertir este remanente en la realización de grandes proyectos. Ha comunicado a los jijonencos que las obras de restauración de la Torre Grossa y la Alcazaba del castillo de Xixona han finalizado y que muy pronto se organizarán visitas guiadas para que los jijonencos puedan contemplar las extraordinarias vistas desde el punto más alto de la fortificación. En relación a la política industrial ha expuesto que el Ayuntamiento ha realizado una fuerte inversión en los polígonos industriales para que estén a la última y puedan ser punteros. Ello ha sido posible gracias a una subvención de la Generalitat Valenciana. Finalmente recordó que el Ayuntamiento ha aprobado un plan de revitalización del casco antiguo y que está a la espera de que se le concedan subvenciones por el Pla ARRU para recuperar esta zona emblemática de la ciudad.

Entrevista con Jaime Mínguez, secretario de la Asociación Cultural y Festera de Heladores por Intercomarcal TV

Los siguientes en intervenir fueron Juan Carlos Ramos, presidente de la Asociación Cultural y Festera de Heladores y Jaime Mínguez, secretario y capitán de fiestas por la filà Templarios en 2020. Ambos señalaron que ha sido una campaña heladera complicada, porque se inició un mes más tarde de lo habitual, con la Semana Santa perdida,  en una situación de incertidumbre y miedo, pero se ha podido trabajar y finalmente se ha salvado. Los dos se han mostrado decepcionados y con un poco de tristeza por no poder salir a la calle a desfilar, y especialmente Jaime, quien ya tenía preparado su traje de capitán y las escuadras especiales, aunque desearon que al año que viene se puedan celebrar las fiestas con más ánimo y alegría. Finalmente ambos repasaron el programa de actos que se han organizado para este año.

Entrevista a Ricardo Mira, concejal de Fiestas por Intercomarcal TV.

El último en intervenir en el plató fue Ricardo Mira García, concejal de Fiestas  y de hacienda del Ayuntamiento de Xixona quien manifestó su pesar porque este año sólo se ha celebrado el Mig Ang en febrero y el resto de fiestas han sido suspendidas. Indicó que la partida de fiestas ha quedado congelada a la espera de que cualquier concejalía necesite el remanente de este año para cubrir gastos derivados de la pandemia. Seguidamente comentó que las cuentas del Ayuntamiento están saneadas y se está a la espera de que cambie la ley para poder aumentar el nivel de gastos. Ricardo se mostró satisfecho con el pacto con Ciudadanos que ha permitido repartir el trabajo entre más concejales y personalmente disponer de más tiempo para atender a los ciudadanos.

Una de las primeras conexiones que se estableció fue con Santiago Varela, arquitecto director de las obras de restauración de la Torre Grossa y de la Alcazaba del castillo de Xixona, que se encontraba en el interior de la alcazaba, con lo que los telespectadores pudieron visualizar las primeras imágenes sobre como ha quedado este monumento.

Restauración de la alcazaba del castillo de Xixona.

Restauración que ha creado un amplio debate en las redes sociales. Santiago  destacó la singularidad de la ubicación de la fortaleza que permite controlar la zona del litoral alicantino y los valles que nos llevan hacia Alcoy y la Torre de les Maçanes. El arquitecto expuso la intervención realizada: “Siguiendo técnicas similares de tapiales, manteniendo bien como base los restos de lo que había o bien a la vista lo que se ha podido dejar que estaba en mejores condiciones. Se han mantenido los volúmenes que marcaban los restos de las fábricas y en la alcazaba se han recurrido a la reestructuración de volúmenes originales y de evitar ambos casos en la medida de lo posible elementos figurativos de tipo ornamental, de tipo de acabados asimilados a lo que es románticamente la idea de un castillo”.

Vista de Xixona desde lo más alto de la Torre Grossa.

Además se ha facilitado tanto en la Torre Grossa como en la torre del Homenaje de la alcazaba el acceso a la planta superior desde la que se pueden contemplar unas maravillosas vistas de la Huerta de Alicante y del valle del río Coscón. Santiago destacó que entre los elementos patrimoniales importantes que se han recuperado destacan parte de los pavimentos originales y la roca; un aljibe, que ha aparecido a los pies de la Torre del Homenaje de la alcazaba, con una capacidad aproximada de 30m3 de agua, del que no se tenía noticias documentalmente.

Juan Luis Escoda se desplazó a la calle el Vall para contemplar la evolución de la restauración de la antigua casa señorial de la familia Rovira para albergar a la biblioteca pública municipal Fernando Galiana. El proyecto costará 1.300.000 € y tendrá una duración de 9 meses. El objetivo principal es encontrar una localización más céntrica y próxima a las personas que la actual y recuperar un edificio emblemático y de gran valor patrimonial.

En este reportaje sobre la ciudad de Xixona no podían faltar las visitas a las empresas turroneras en plena producción para elaborar los turrones y dulces que llegarán a nuestros hogares en Navidad. En esta ocasión visitaron las instalaciones de Confectionary Holding SA en el polígono industrial de El Lobo y Primitivo Rovira SA , en pleno casco urbano de la ciudad más dulce del mundo.

Haciendo turrón de Alicante en la factoría de turrones El Lobo. Fotografía de Intercomarcal TV.

La empresa Consulting Holding SA elabora las famosas marcas de dulces Doña Jimena, El Lobo y 1880.  En esta factoría hablaron con el maestro turronero Fernando Mira, Caliu y Beatriz Sirvent, responsable de marketing sobre el proceso de elaboración del turrón de Jijona. Beatriz, forma parte de la undécima generación, que dirige la empresa que fue fundada en 1725 y que muy pronto celebrará su 300 aniversario.  Fernando explicó al público el proceso de elaboración del  turrón de Jijona. Beatriz, resaltó que en el Museo del Turrón el visitante puede contemplar la evolución de los anuncios publicitarios desde la década de 1920 hasta la actualidad, aunque la sección en la que se narra la evolución de la maquinaria es muy significativa y destacable.  Además manifestó que se ha creado una línea de productos “All Natural” con la marca El Lobo, con la selección de materias primas ecológicas y envases de cartón 100% reciclable.

Primitivo Rovira entrevistado por Intercomarcal TV.

Primitivo Rovira, miembro de la 6 generación de turrones y gerente junto con su hermana de una de las empresas con más solera de Xixona Primitivo Rovira S.L.,  mostró su factoría y explicó el proceso de elaboración del turrón de Jijona. Su empresa se caracteriza por trabajar con productos de primera calidad, mantener los tiempos necesarios en cada uno de los procesos, aprovechar la sabiduría y buen hacer del maestro turroneros y emplear máquinas centenarias para obtener la máxima calidad. Se han especializado en emplear el fuego directo para cocer las mieles, por lo que se requiere una gran habilidad para evitar que se queme y que alcance su punto, en cambio se consigue un sabor especial, único y distintivo de su producción. La empresa ha apostado siempre por la venta directa al consumidor, sus productos no se pueden conseguir en grandes superficies o supermercados, sólo posee una tienda en Xixona y dos en Pamplona; en cambio si el cliente entra en su web y hace un pedido rápidamente se le enviará desde la fábrica a su hogar. Este año debido a la situación sanitaria se ha ampliado la tienda online.

Tapa el polvorón del restaurante l’Entrepà. Imagen de Intercomarcal TV

Enma y Ame Ripoll , hermanas y propietarias del restaurante L’Entrepà explicaron a las cámaras como se elaborar dos tapas típicas jijonencas: el polvorón y el pastelito y uno de los platos tradicionales que no puede faltar nunca en el inviernos en los hogares de la ciudad del turrón: el giraboix.

Tres horas de entrevistas que pegaron al jijonenco al televisor y que dieron una imagen dinámica de la ciudad y de su industria en un día en el que no pudieron celebrarse las Fiestas de los Heladores.

El sábado 24 de octubre de 2020 la concejalía de Cultura programó a las 18,00 horas en el Barranc de la Font un concierto de música festera por parte de la Agrupación Artístico Musical El Trabajo, dirigida por David González Tormo. En primer lugar la banda agradeció a todas las instituciones que han hecho posible este concierto: al Ayuntamiento de Xixona por organizar de forma segura este acontecimiento, a la Asociación Cultural y Festera de Heladores por patrocinarlo,  a la Sociedad Cultural El Trabajo que cedido de forma altruista sus instalaciones para que la banda pudiera ensayar y preparar el concierto con las medidas sanitarias necesarias y a todos los músicos que han asistido de forma constante y con ilusión a todos los ensayos.

 El concierto, repleto de música de las fiestas de Moros Cristiano, estaba dividido en tres grandes bloques. En cada uno de ellos había dos compositores y uno de ellos tenía dos composiciones. En el primer bloque se interpretaron las obras:  A.A.M.E.T. Agrupación Artístico Musical El Trabajo, pasodoble, del compositor y miembro de la agrupación musical, Ricardo Planelles Torregrosa. Fue compuesto en marzo de 2020 en honor “A la banda de tota la meua vida” y se estrenaba en este concierto. Esta obra fue iniciativa propia del autor, quien tras componer diferentes obras a filaes, obras y festeros, descubrió que la banda donde aprendió todo su saber musical no tenía ningún pasodoble dedicado y decidió solucionar este terrible olvido. Es un pasodoble tradicional, de concierto, con una introducción de fanfarrias de trompetas y un trío con el sonoro color del flautín que alcanza un absoluto protagonismo. Seguidamente se interpretaron dos obras de Joan Enric Cante Todolí:  Als Creuats (1985),marcha cristiana, obra finalista del concurso de música festera organizado por el Ayuntamiento de Alcoy  y está dedicada a la filà de esta población y  Alfaquies (1999), marcha mora dedicada a la escuadra Negros Chema de Elda.

Ricardo Planelles agradece a su banda el regalo que le habían hecho. 24 de octubre de 2020.

La Agrupación Artístico Musical El Trabajo quiso agradecer el gesto de su componente Ricardo entregándole un cuadro con la reproducción de la portada del guión del pasodoble por su dedicación a la banda y el gran legado musical que está dejando a Xixona. Ricardo Planelles agradeció el reconocimiento de sus compañeros de atril y añadió que “ser músico de la Agrupación Musical El Trabajo no tiene precio y quien quiera que venga y lo compruebe”. Palabras que nacieron del corazón y que fueron agradecidas por un fuerte y sincero aplauso del público.

Regalo de la Agrupación Artístico Musical El Trabajo a Ricardo Planelles Torregrosa.

En el segundo bloque se interpretaron dos obras del compositor José Vicente Egea Insa: el pasodoble El Camino (2001), dedicado a su amigo Paco el Flauti, que ganó el I Premio del segundo concurso nacional de pasodoble villa de Albatera, y la marcha cristiana  Almogàver Contestà   dedicada a Manuel Agulló y  Lidia (2000), marcha mora del compositor Ramón García Soler escrita en conmemoración de la capitanía Moros Verds de Bañeres de Mariola.

En el tercer y último bloque se interpretó Yakka, pasodoble del compositor y antiguo director de la banda José Rafael Pascual Vilaplana dedicada a la banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla y a su director, el maestro Ángel Hernández Azorín. También se interpretaron dos obras del maestro alcoyano Rafael Mullor Grau:   el ballet Danza Colorista, dedicado a la filà Andaluces de Alcoy en conmemoración de ostentar el cargo de Alférez 1995 y  Al primer tro, marcha mora dedicada a José Luis Córcoles por su dedicación a la fila Chanos de Alcoy.

Final del concierto de las Fiestas de los Heladores. 24 de octubre de 2020

Al finalizar el concierto como bis se interpretaron: el pasodoble de Jaime Teixidor, Amparito Roca, que se convirtió en una especie de himno junto con Paquito el Chocolatero para los valencianos al ser interpretados desde los balcones el 19 de marzo y de nuevo el pasodoble A.A.M.E.T. de Ricardo Planelles.

El concierto finalizó sobre las 20 horas y las casi 200 personas que llenaron el aforo permitido en el Barranc de la Font abandonaron sus localidades con alegría y tras haber pasado una buena tarde, en la que las temperaturas acompañaron. El concierto fue retransmitido en directo por Intercomarcal TV.

El domingo 25 de octubre de 2020 a las 9,40h, con ráfagas de un viento gélido que barría desde la Carrasqueta, desde las puertas del Ayuntamiento arrancó la Unió Musical de Xixona con las notas del pasodoble Eduardo Borras del compositor de Muro de Alcoy Francisco Esteve Pastor. 

Pasacalle de la Unión Musical de Xixona. 25 de octubre de 2020.

Esta obra fue compuesta en 1973 y está dedicada a Eduardo Borras, amigo íntimo del compositor, refundador y presidente de la Banda de Música de Oliva. Obtuvo el segundo premio en el X Festival de Música Festera de Alcoy. Presidiendo la salida de la banda se encontraba Ricardo Mira García, concejal de fiestas y Juan Carlos Ramos, presidente de la Asociación Cultural y Festera de Heladores. La banda se dirigió hacia el barrio de la Sagrada Familia para llevar a sus vecinos la alegría de la música en un día en que debía celebrarse la tercera y  última jornada de las Festes del Geladors, pero que este año se han suspendido por el avance de la COVID-19.

Sobre las 11,30h con un sol resplandeciente y un ligero aumento de la temperatura la Unión Musical de Xixona desfiló por la Avinguda de la Constitució al ritmo del pasodoble La Voz de Buñol de Manuel Carrascosa. A la llegada al Ayuntamiento fue recibida por los aplausos de un buen número de festeros de les Festes dels Geladors, autoridades locales y público que esperaban expectantes su llegada.

Llegada de la Unión Musical de Xixona al Ayuntamiento. 25 de octubre de 2020.

Sin apenas un minuto de descanso la actividad se trasladó al templo parroquial donde comenzó la celebración litúrgica en honor de los patronos de Xixona San Bartolomé y San Sebastián. La misa estuvo presidida por las dos reliquias de estos santos que se conservan en el templo parroquial de Xixona y que fueron expuestas en el altar mayor. La celebración eucarística fue realizada por el cura párroco, Eugenio Amorós.  En su homilía el sacerdote ensalzó los valores cristianos de estos dos mártires y pidió su intercesión ante la pandemia mundial. Al acto asistieron un buen número de fieles que completaron el aforo del templo parroquial.

Reliquias de San Bartolomé y San Sebastián presidiendo la liturgia. 25 de octubre de 2020

Como fin de fiestas a las 20,00 horas se lanzó un castillo de fuegos artificiales desde la placeta del castillo. Con este espectáculo se puso fin a la conmemoración de las fiestas de los heladores, que este año han sido suspendidas.

Castillo de fuegos artificiales. 25 de octubre de 2020.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

Francisco de Paula Mellado y la leyenda de les Coves de Canelobre

Francisco de Paula Mellado escritor y editor de mediados del siglo XIX emprendió un viaje por España en 1846 junto con su amigo Mauricio. Entre los lugares que visitaron estaban Xixona y las cuevas de Canelobre, como hemos expuesto en otros artículos. Sus impresiones fueron publicada en 1849 en su libro Recuerdos de un viaje por España.

Seguidamente exponemos la leyenda que nos cuenta Francisco de Paula Mellado sobre Cabeçó d’Or.

Cabeçó de l’Or

Sentámonos a descansar sobre uno de los muchos peñascos que interceptan el paso y que hace fatigosa y arriesgada la inspección de esta gruta, y preguntamos a nuestros guías, dos esbeltos y ligeros jóvenes de Busot, si no sabían algo de su historia, que no podía menos de ser interesante. Desde luego nos respondieron afirmativamente, pero rehusaron referírnosla allí. Manifestando cierto sentimiento de terror que hubimos de respetar. Una vez fuera de aquel admirable recinto, habló uno de ellos poco más o menos  en estos términos.

Había un rico y grande señor  árabe en Denia, llamado Cabeza de Oro, que tenia muchos barcos, siempre navegando en busca de niñas bonitas para su harem; pero inconstante hasta dejárselo de sobra, se cansaba de ellas al instante y las vendía de nuevo ó regalaba á sus amigos.

Cierto día uno de sus bageles apresó otro donde iba una hermosísima dama cristiana que viajaba para reunirse con su esposo, que era un noble aragonés que se hallaba en Italia, y se enamoró perdidamente de ella.

Interior de les coves de Canelobre. De la página de turismo del Ayuntamiento de Busot.

Aunque agotó cuantos medios le sugirió su mal deseo, nada pudo conseguir de la honesta matrona, y ardiendo en ira, y con ayuda del diablo, que era su grande amigo, cavó esta gruta donde la encerró y dejó encantada, colocando un gran peñasco á su entrada que solo él podía mover por no sé qué talismán. Todos los días venia Cabeza de Oro á visitar á su victima, pero siempre encontraba en ella la misma resistencia, y lloraba tanto á su perdido consorte, que de sus lágrimas se formaron al cabo de diez años los estanques ó balsas de que hemos hablado antes.

En tanto su esposo, que la amaba en estremo, había recorrido buscándola la mayor parte de la tierra, y guiado por la Virgen Nuestra Señora, de quien era muy devoto, llegó á esta gruta á tiempo que Cabeza de Oro se hallaba en ella. Sin considerar lo que hacia dio con su espada en la gran roca que cerraba la entrada, y como aquella tenia la figura de la cruz, deshizo el encanto rompiendo la peña en dos pedazos, uno de los que cogió debajo al maldecido moro, cuyo nombre se dio al monte.

Los dos fieles esposos ya reunidos se dirigieron á su país, hicieron vida santa y fueron al cielo.

Azuzando mucho á nuestras cabalgaduras, pasamos de prisa por Muchamiel, villa distante una legua de Alicante, á cuya ciudad legamos ya cerrada la noche”.

Resulta curiosa la leyenda expuesta anteriormente en la que encontramos  a un sultán maléfico que captura a una dama cristiana, siendo su amado, un valeroso paladín, quien con el apoyo y la guía de la Virgen María consigue romper el hechizo que mantenía a su amada presa en el interior de la montaña.

Esta leyenda sobre el Cabeçó d’Or y su tesoro difiere bastante de la versión que nos ofrece GÓNZALEZ CATURLA,J (1989). En ella se cuenta la historia de un rico musulmán que tras la conquista cristiana vivía en Busot.

Gran trabajador, había acaudalado una pequeña fortuna, de la que la única heredera era su hermosa hija. Tras sublevarse los moros de los alrededores, el recelo y el odio de los cristianos de esta población fronteriza aumentó. Nuestro protagonista planeó esconder su tesoro en el interior del Cabeçó para que estuviera a salvo y su hija tuviera asegurado el porvenir. Sin embargo, después de enterrarlo, fue sorprendido por un grupo de envidiosos cristianos que tras torturarlo le dieron muerte a la caída del sol. Su hija preocupada por la tardanza de su padre se fue en su busca, encontrándolo muerto a la vera del camino a los pies de Cabeçó.

Interior de les coves de Canelobre. De la página de turismo del Ayuntamiento de Busot.

Pero oh! insensata fortuna, los mismos que habían matado a su padre la descubrieron y cortándole el camino de regreso a su casa. Entonces  le preguntaron sobre el paradero del tesoro, diciéndole que si no lo revelaba correría la misma suerte que su progenitor. Así que no tuvo más remedio que huir hacia Cabeçó adentrándose en su gruta con la intención de salir por El Campello. Cuando sus perseguidores estaban a punto de atraparla desde la profundidad de la caverna maldigo a todos aquellos que buscaran su tesoro, porque lo único que encontrarían sería su muerte. Estas palabras retumbaron en la gruta asustando a los codiciosos cristianos que regresaron a sus casas sin conseguir el tesoro.

Gracias a Francisco de Paula Mellado hemos descubierto una de las primeras descripciones de las cuevas de Canelobre y una nueva versión de la leyenda del Cabeçó d’Or.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

BIBLIOGRAFÍA

GARRIGÓS SIRVENT, Bernardo, “Francisco de Paula Mellado y la Xixona del siglo XIX”, Programa de Fiestas de Invierno, Asociación Cultural y Festera de Heladores, 2008, pags. 105-106.

GONZÁLEZ I CATURLA, Joaquín, Rondalles de l’Alacantí, Editorial Aguaclara, Alacant, 1989.

Alexandre Laborde visita Xixona a principios del S.XIX

Alexandre Louis Joseph de Laborde (París, 1773-1842).

Alexandre Laborde (París 1773- 1842)

Nació en París el 17 de septiembre de 1773. Hijo de un banquero español emigrado, ocupó diversos cargos oficiales y políticos en su patria. Viajero infatigable, conoció Austria, Inglaterra, Holanda, Italia y, sobre todo, España, país al que dedicó varios libros. El más importante fue el “Voyage pintoresque et historique de l’Espagne (Viaje pintoresco e histórico de España), editado en cuatro lujosos y grandes volúmenes-aparecidos entre 1806 y 1820– que es una perfecta descripción histórica-artística de la España su época y del que existen diversas ediciones en varios idiomas.

Le sigue en importancia para España y para el Reino de Valencia su “Itineraire descriptif de l’Espagne et tableau elementaire des diferentes branches de l’administration et de l’industrie de ce royaum (Itinerario descriptivo de España y cuadro elemental de las diferentes ramas de la administración y de la industria de este Reino)-París 1809-,cuyas numerosas traducciones y reediciones le hicieron famoso, especialmente las dos ediciones de 1816 y 1826, realizadas por Mariano de Cabrerizo. Son de gran interés sus 60 grabados sobre restos monumentales valencianos que ilustran su “Viaje pintoresco e histórico de España”.

Mezquita de Córdoba. httpscommons.wikimedia.orgwikifilevista_de_la_mezquita_de_cc3b3rdoba_-_alexandre_laborde.jpgmediafilevista_de_la_mezquita_de_cc3b3rdoba_-_alexandre_laborde.jpg

Murió en París el 20 de octubre de 1842.

Veamos lo que nos dice Alexandre Laborde en su libro “Reino de Valencia Itinerario descriptivo de las provincias de España”, sobre nuestra querida Xixona:

“Xixona, ciudad de unos 4.500 habitantes, está situada en un terreno montuoso; sus calles son incómodas por la desigualdad de su piso.

En su término hay muchos almendros, cuyo fruto es de un provecho grande a sus moradores. Vese también mucho número de emparrados, cuya exquisita uva se conserva en ellos hasta principios de marzo. El esmero de la agricultura iguala, si no excede, a la de los lugares más acreditados del Reino de Valencia.

En su Gobernación se cogen 4.900 cahices de trigo, 1.600 de cebada y avena, 1.700 de almendra en cáscara y 1.000 arrobas de montada, 15.000 de pimientos, 12.000 de uvas, 2.200 de aceite, 200 de cáñamo, 15.000 cántaros de vino y gran cantidad de miel, la cual, con la que traen de Cuenca, emplean en el turrón llamado de Xixona, bien conocido en todas partes”.

Alacant por Alexandre Laborde. http://www.gothicmed.com-public-domain-httpscommons.wikimedia.orgwindex.phpcurid9458288.jpg

Bernardo Garrigós Sirvent, cronsita oficial de Xixona

A %d blogueros les gusta esto: