Els gegants de Xixona

Una de las cuestiones más curiosas y que siempre han despertado mi curiosidad en los días previos a la trilogía festera ha sido el tradicional baile de los Nanos i Gegants, como así aparece publicado en las Instrucciones Festeras y Programas de Fiestas.

Los Nanos i Gegants han estado asociados desde antiguo a nuestras fiestas de Moros y Cristianos, pero no será hasta el programa de fiestas de 1943 cuando aparezcan de forma clara en la programación de actividades.

En 1943 las fiestas se celebraron del 20 al 28 de agosto y los días de fiestas mayores fueron los días 23, 24 y 25 de agosto. Los Gigantes y Cabezudos, como así los denomina el programa de fiestas, se celebraron los días 20, 26 ,27 y 28 de agosto a las 12 h. En sus bailes iban acompañados por la dulzaina y el tamboril. A partir de aquel año quedaron asociados al programa de actos. Incluso en 1945, cuando no se celebraron fiestas de moros y cristianos; aunque si fiestas del 23 al 26 de agosto los Gigantes y Cabezudos no faltaron a su cita del mediodía los días 24, 25 y 26.

Nanos en el carrer Mare de Déu de l’Orito hacia 1966 o 1967.

Resulta sorprendente que, aunque en la programación y en la canción trasmitida de padres a hijos se diga: «Nanos i Gegants, xicotets i grans, quan sereu fadrins, tots sereu iguals«, nunca he conocido la existencia dels Gegants.

Bueno, sí, entre 1994 y 1995 Xixona tuvo una pareja de Gegants. Y esta es la historia que voy a relatar apoyándome en mis escritos de las Crónicas de Fiestas.

En la Crónica de las Fiestas de Moros y Cristianos de 1995 contaba como se había gestado esta iniciativa gracias a un taller de manualidades dirigido por Jaume Miquel en el CEIP Cristòfol Colom en 1994.

Gegant del dit ortopèdic. 1995.

En aquel escrito decía lo siguiente:

«Como todos conocerán en 1994 los alumnos del colegio público Cristófol Colom realizaron una pareja de Gegants: un jijonenco y una jijonenca, que fuero expuestos a la puerta del Ayuntamiento sólo los días 17 y 18. La anécdota surgió cuando durante las fiestas de 1994 el gegant masculino sufrió la amputación del dedo corazón de la mano izquierda, los doctores diagnosticaron la urgente intervención quirúrgica para reimplantarle el miembro seccionado, pero ésta se realizó en la mañana del 17 de agosto, y con las prisas, el gegant apareció con un taco de madera como dedo, por eso los más pequeños bautizaron a este muñeco como el gegant del dit ortopèdic. Sin lugar a dudas este dedo ortopédico es ahora es el signo diferenciador del gegant de Xixona. Visca el gegant del dit ortopèdic«.

Durante los días previos a las fiestas de 1994 la pareja de gigantes estuvieron expuestos a las puertas del Ayuntamiento en la avinguda de la Constitució y cuando este cerraba sus puertas pasaban a descansar en su interior. Al año siguiente se repitió esta iniciativa.

Geganta. 1996.

Sin embargo , en 1996 la historia cambió y así lo reflejamos en la Crónica de Fiestas: «Aun no llegamos a comprender que tipo de gamberrada o jugarreta habrán hecho el Gegant del dit ortopèdic y su compañera, pues, sus padres los han tenido castigados sin dejarles salir a la puerta del Ayuntamiento. La mayor ilusión de cualquier nano o gegant es sentir el calor de los niños. Desde estas páginas rogamos a sus padres tengan a bien levantarles el castigo y que el año que viene puedan salir a la calle«.

En 1997 tampoco salieron a la calle, como así narramos en la Crónica de Festes: «De ben grossa ha d’haver estat la gamberrada feta pel gegant del dit ortopèdic i la seua companya, perque aquest any han sigut castigats per segons any consecutiu i no han eixit al carrer«.

Nunca más volvieron a salir a la calle. El principal problema de estos Gegants era que no habían sido construidos para bailar. Su estructura interna era tan pesada que hacía muy difícil su traslado de la sede la Associació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià en el Cuernero hasta el Ayuntamiento. Por eso fueron expuestos sólo los años 1994 y 1995.

Como hemos visto durante dos años tuvo Xixona Gegants en las fiestas de Moros y Cristianos.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

Nanos en el carrer Alacant. Inici de la dècada de 1970.

Conferencia en homenaje al pintor José E. López Mira

El jueves 4 de agosto de 2022  Margarita Galiana Cremades, en representación de la Asociación de Pintores Jijonencos y Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona  impartirán la conferencia “Recordando 16 obras de José E. López Mira”. El acto se desarrolló en el Teatret de Xixona a partir de las 19.30.  Esta actividad contó con la colaboración de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Xixona.

En esta ocasión fue Bernardo quien pensó en celebrar una conferencia sobre algunas de las obras más emblemáticas y representativas de la carrera pictórica del artista jijonenco más prolífico y polifacético de su historia con motivo de cumplirse este 4 de agosto el 36 aniversario de su fallecimiento.

Visita a la exposición a la exposición López Mira: un pintor en el record. 22 de mayo de 2022

Ello se debió a que durante las visitas guiadas a la muestra López Mira: un pintor en el record que se organizó en el Teatret del 29 de abril al 29 de mayo de este mismo año, todos los pases quedaron cubiertos y muchos visitantes se quedaron con ganas de saber más. Así esta conferencia habría que entenderla con un epílogo de aquella exitosa muestra.

Rápidamente expuso su idea a la pintora y amiga Marga Galiana, que se sumó al proyecto sin dudarlo un instante.

Marga Galiana y Bernardo Garrigós durante la conferencia

El reto era importante para los dos conferenciantes; puesto que tenían que elegir un total de 8 obras cada uno; que intentaran abarcar casi todas las temáticas presentadas en la exposición: retrato, tradiciones, otro Pepito, religión, calles y paisajes, turrón, coros y danzas y bodegones y que expusieran sus impresiones de forma clara y concisa con un máximo de 5 minutos. Además también pretendían que la conferencia supusiera una evolución por su largo devenir pictórico mostrando obras de juventud junto con otras más clásicas y que están en la memoria popular. 

Marga Galiana y Bernardo Garrigós durante la conferencia &Fotografía de Isabel López

Los conferenciantes eran conscientes de que la conferencia presentaba algunas ventajas sobre la exposición, puesto que se podrían contar con obras que o bien eran difíciles de trasladar, o no se pudieron contar en la muestra anterior y además era muy sencillo recurrir a reproducir obras de otros maestros. Sin embargo, presentaba el inconveniente de que la visión directa de un cuadro nunca puede ser sustituida por la proyección de su fotografía.

`[Bailadores flamenco], tinta y biro, 30,1 x 21 cm, 1943. Colección Merce López Mira

Los conferenciantes presentaron obras de su etapa de formación entre ellas un apunte realizado en 1943 a tinta y biro en el que se representa una pareja de bailaores flamencos en un sarao o una representación festiva en la que predomina la mancha sobre el dibujo con un fondo de tonos oscuros que da profundidad a la escena y en la que en un primer plano se perfila un grupo de marinos y a mitad de la escena aparece un grupo de músicos que se unen a la fiesta.

[Fiesta], Gouache y biro, 33,3 x 23,5cm, Colección de Merce López Mira

Estas dos composiciones se alejan; tanto por su temática como por la técnica empleada de su estilo naturalista, clásico, lumínico y de raíces costumbristas que definirán las grandes obras que el público recuerda con pasión. Estas obras se encuentran en un cuaderno de trabajo que posee la familia y que hasta ahora no había visto la luz.

Gioconda, óleo, 34 x 26 cm, Hacia 1948, colección de Merce López Mira

Los conferenciantes también expusieron obras en las que se hace evidente la influencia de los grandes pintores de la historia en su formación. Una de ellas fue la copia del cuadro La Gioconda, en la que José E. López Mira se inició en el difícil arte del difuminado del colorido, que posteriormente utilizará en otras obras. Los ponentes pensaban que esta obra fue pintada directamente en el Louvre hacia 1948 coincidiendo con su estancia en París. Teoría que fue confirmada por una prima del autor que visitó con él, el Louvre en la década de 1960 y José E. le indico “yo pinte aquí a la Mona Lisa”. 

Cristo, óleo, sin fecha, colección de Alberto López Mira

Otra de sus influencias está en la pintura de Velázquez, que se contempla en el óleo de un Cristo en el que sobresale medio rostro y su corona de espinas de un fondo completamente negro. Su inspiración se halla en el rostro del Cristo crucificado o Cristo de San Plácido de Velázquezhttps://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/cristo-crucificado/72cbb57e-f622-4531-9b25-27ff0a9559d7 y en la técnica Manierista.

Junto con estas obras de su periodo de formación Margarita y Bernardo analizaron composiciones más clásicas. Jose E. López Mira se caracterizó por representar tradiciones y costumbres de principios del siglo XX que destacan por su cuidada ambientación. En estas obras se contempla el dominio del color y la perfecta graduación de la luz.

El albaet, óleo, 96 x 76 cm, 1974, colección particular

En esta ocasión presentaron dos costumbres ya desaparecidas: el albaet y el porrat de Santa Bárbara. El Albaet representa la costumbre ancestral de celebrar con bailes y cantos el fallecimiento de un infante de corta edad, quien se pensaba que iba directamente al cielo, por eso los vecinos solían felicitar a los padres y familiares y en el velatori se danzaba y se cantaba. Es evidente que José E. López Mira era conocedor del grabado de Gustave Doré y del texto de su acompañante Jean-Charles Davillier quienes en 1861 cruzaron los Pirineos para realizar un viaje por España e inmortalizaron esta costumbre jijonenca.

Une danse funebre (Jota) a Jijona, Viaje por España de Gustave Dore y Jean-Charles Davillier

El porrat de Santa Bárbara se celebraba el 5 de diciembre en la ermita de la santa en la partida de Segorb. Los visitantes solían comprar turrones, dulces, frutos secos y murta.

Porrat de Santa Bárbara, óleo, 98 x 77 cm , 1975, colección particular.

Ambas obras descubren el dominio de la luz y del color del que hacía gala José E. López Mira. Mientras que el Albaet presenta una escena interior perfectamente iluminada en el porrat de Santa Bárbara se muestra la subida a la ermita de la virgen en un día plomizo, lluvioso y ventoso con predominio de colores fríos.

Carrer Colomers, óleo, 93 x 77 cm, 1970, colección de Marisú López

Marga Galiana eligió una vista de la calle Colomers, una de las calles más pintadas por López Mira. En esta ocasión se trata de una obra de 1970 realizada al óleo, al mediodía en época de invierno por la luz cálida y las sombras suaves claras con poco contraste. Esta obra resume perfectamente su concepción artística de la luz y del color. Margarita eligió precisamente esta composición para contraponerse a una obra suya de la misma calle, pero con un campo de visión ligeramente más grande.

Carrer Colomers, acrílico, 85 x 65 cm , de Margarita Galiana, colección particular

Su obra supone una visión distinta del mismo tema, al estar trabajada con otras texturas y con un planteamiento diferente. Su objetivo principal era transmitir emoción con el color, eligiendo un día de verano, con colores plenos, casi rotundos. Por ello la base del cuadro es el color rojo y sobre el que se van trabajando el resto de tonos cálidos con contrastes de azules, violetas y algunos verdes. Es una forma de trabajar que bebe del movimiento Fauve y del Expresionismo en su búsqueda incesante de la pureza del color, de la intensidad de la luz y de la más enérgica de las emociones.

Marga Galiana y Bernardo Garrigós durante la conferencia &Fotografía de Isabel López

Al acto asistieron una veintena de personas, entre ellas Isabel López Galera, alcaldesa de la ciudad y buena parte de la familia de José E. López Mira. Todos salieron muy contentos y satisfecho por la concisión de las explicaciones y porque habían descubiertos nuevas obras de este gran autor que con el paso del tiempo va resaltando el amor por su querida Xixona y nos demuestra que su huella sigue muy presente. Como se suele decir, no se olvida lo que se recuerda.

José E. López Mira, posando ante su obra l’Albaet.

BIBLIOGRAFÍA

GALIANA CREMADES, Margarita y GARRIGÓS SIRVENT, Bernardo, «López Mira: un pintor en el record. Una exposición para un centenario», El Programa, Xixona, Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià, 2022, págs. 250-263.

PICÓ MORANT, Amand, «El vetlatori de l’albaet de Xixona: història d’un dibuix famós de Gustave Doré», El Programa, Xixona, Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià, 2021, págs. 199-207.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

Presentación de El Programa 2022

El viernes 29 de julio a las 19.30h fue la hora marcada para la presentación de El Programa en el Teatret.

Cartel de la Presentación de El Programa

El Programa es la revista cultural por excelencia de la ciudad de Xixona. Se trata de una revista que desde al menos 1895 no falta a su cita anual y presenta a los jijonencos el programa de actos de las fiestas patronales y de Moros y Cristianos, pero además contiene artículos de opinión y de investigación sobre la fiesta, la historia, la cultura y la literatura local. En ella tiene cabida desde el aficionado a la literatura hasta el más concienzudo de los investigadores. La imagen gráfica es una sección que se pretende cuidar por ello muestra una gran cantidad de fotografías a color y de página completa o media página. Imágenes que facilitan y deleitan en la lectura y que constituyen un repaso visual de la fiesta de Moros y Cristianos.

Presentación de El Programa. Fotografía de Josep de Silim.

El acto fue presidido por Marcos Ros Planelles, asesor de publicaciones de la Federació de Sant Bertomeu i Sant Sebastià, quien manifestó su profunda alegría por poder celebrar este acto en el que se da a conocer uno de los estandartes culturales de las fiestas de Moros y Cristianos, El Programa. Marcos destacó el extraordinario esfuerzo que supone coordinar la labor de escritores, investigadores y buscar anunciantes que colaboren para sufragar su edición. Además indicó que El Programa está dividido en cuatro secciones: preámbulo; fiestas; historia, tradición y creencias y miscelánea, facilitando su lectura por temas. También repasó de forma audiovisual algunos de los artículos que integran esta edición.

Como principales novedades de esta edición se han publicado una serie de fotografías sobre los actos más destacados de las fiestas desde 2012 hasta 2019, con el objetivo de recordar esta celebración que ha sufrido un parón de dos años por la covid-19, se ha regado una edición facsímil del Programa de Fiestas de Moros y Cristianos de Xixona de 1929 y el Pas del Temps, sección dedicada a recoger fotografías festeras anteriores a la década de 1980 , recoge un álbum de la fila Marrocs con instantáneas desde la década de 1930 hasta finales de la década de 1970. Estas dos últimas iniciativas han sido posible gracias a la gentileza de Amand Picó.

Vídeo de Bernardo Garrigós

Seguidamente Bernardo Garrigós Sirvent, cronista de la ciudad de Xixona y vocal de fiestas de la Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià presentó el vídeo Crónica de les No Festes del 13 de març de 2020 al 23 de juliol de 2022. En el vídeo se pretende contar las actividades festeras organizadas por la Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià desde el día que la vida paso de la calle a los balcones el 13 de marzo de 2020 hasta el dia en que la fiesta recuperó la calle plenamente el 23 de julio de 2022 con la celebración del dia del Senyal. 

Esta producción está basada en vídeos caseros que circularon durante esos días por la redes sociales y en grabaciones realizadas por el propio autor cuando las condiciones sanitarias lo permitieron.

Alexis Verdú tocando su dulzaina desde el balcón de su casa

Inicialmente se pueden contemplar diferentes vídeos realizados con las cámaras de los móviles por particulares y publicados por las redes sociales en los que tenían como nexo común la música. Así desde los balcones se felicitaban los cumpleaños, se lanzaban consignas para no salir de casa, se intentaba elevar la moral con la interpretación de pasodobles como Paquito el chocolatero de Gustavo Pascual Falcó,  Amparito Roca de Jaume Teixidor Dalmau o Fiesta en Jijona de Vicente Pla Candela, himno de las fiesta de Xixona. Estas obras fueron interpretadas desde los balcones de sus propias casas por los músicos locales.

Seguidamente comenzaron a celebrarse las reuniones de la Junta Directiva de la Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià de forma telemática, con los consabidos problemas de conexión y con una uniformidad, que en caso de haber sido día de fiesta seria sancionable. 

El 18 de mayo de 2020 fue un día muy triste puesto que el Ayuntamiento y la Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià adoptaron la decisión de suspender la celebración de las fiestas de Moros y Cristianos y trasladar los cargos festeros del 2020 al 2021.

Pasacalle de la Agrupación Artístico Musical El Trabajo el 24 de agosto de 2020.

Las fiestas de Moros y Cristianos tenían que haberse conmemorado los días 22, 23 y 24 de agosto de 2020, pero ante la imposibilidad de celebrar las tradicionales fiestas de Moros y Cristianos fueron sustituidas por las misas a  San Bartolomé y San Sebastián y los pasacalles de las agrupaciones musicales locales: Unió Musical de Xixona; Colla de Dolçainers i Tabaleters els Arreplegats y la Agrupació Artísticomusical El Trabajo. El Programa no faltó a su cita. El día 22 de agosto a las 18.00h se presentó de forma telemática el pasmoro A un bon Fester de Damià y Joan Llorens, dedicado a la memoria de Juan Escoda Moncho, Calderilla. Se está estudiando que este año 2022, recuperada la normalidad, se pueda estrenar esta obra con su banda de música, la de la filà Moros Verds, l’Aliança de la Torre de les Maçanes.

Con la llegada del otoño y del invierno llegamos al mes de febrero de 2021, fecha de la celebración del Mig Any. Debido a la que la situación sanitaria lo desaconsejó no se celebró el Mig Any, pero se publicó el Llibret del Mig Any, con el relato  Diari d’una Au pair en Festes de Josep Miquel Arques Galiana, vencedor del VI Concurso de Relatos Festeros.

Presentación de El Programa el 31 de julio de 2021

Con la llegada del verano de 2021 no se pudo celebrar el tradicional Dia del Senyal, en cambio El Programa fue presentado en el Teatret con aforo muy limitado. Ya era evidente que en 2021 tampoco se podría celebrar la trilogía festera, los días 22, 23 y 24 de agosto. El 15 de agosto de 2021, día de la Asunción de la Virgen, la Agrupación Artístico Musical El Trabajo ofreció el Concert de Festes dedicado en esta ocasión al compositor y director musical José Rafael Pascual Vilaplana, quien había sido director durante muchos años de esta agrupación musical. Los tres días de fiestas se realizaron las tradicionales misas a San Bartolomé y San Sebastián y el sábado 22 de agosto la Unió Musical de Xixona ofreció un concierto de música festera a las puertas del Ayuntamiento. También se realizaron actuaciones musicales y teatrales con aforos muy limitados, tanto en el Barranc de la Font como en la Plaça. 

Jornada de Hermanamiento Festero del 23 de octubre de 2021

La pandemia fue disminuyendo poco a poco al mismo tiempo que la vacunación aumentaba, por ello con mucho miedo y temor se celebró el 23 de octubre una jornada de hermanamiento festero en la que participaron miembros de la Asociación Cultural y Festera de Heladores y de la Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià. 

Llegó el Mig Any de 2022 y se organizaron las tradicionales actividades culturales y musicales que terminaron con el desfile del Mig Any el sábado 19 de febrero en que el se realizó por primera vez una jornada oficial conjunta con los festeros de la Asociación Cultural y Festera de Heladores y de la Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià. Eso sí, manteniendo algunas medidas de seguridad para evitar los contagios masivos de la covid-19. El 28 de mayo de 2022 la fila Cavallers del Cid pudo conmemorar el 50 aniversario de su fundación con un día de hermanamiento festero.

Cargos festeros desfilando el 23 de julio de 2022

El 23 de julio de 2022 la fiesta pudo recuperar la calle con la celebración del Dia del Senyal con plena normalidad.

El público asistente, que prácticamente cubría el aforo de la sala, salió muy contento y deseoso de leer una nueva edición de El Programa.

El Programa está a disposición del público en los puntos de venta tradicionales: Tot en Línea, el kiosco de Quiqueta y pinturas Espí al precio de 15€.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

LAS DIFICULTADES DE LA HACIENDA JIJONENCA A PRINCIPIOS DEL SIGLO XVIII

I.-INTRODUCCIÓN: LA DIFÍCIL SITUACIÓN DEL FISCO JIJONENCO A FINALES DEL SIGLO XVII.

A falta de un trabajo general y exhaustivo que estudie la situación y el funcionamiento de la hacienda municipal en el Edad Moderna, sólo podemos ofrecer una serie de pinceladas, que si bien pueden ser bastante significativas, que nos aproximan al estado del erario público jijonenco a finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII

De esta forma podemos afirmar que la situación por la que atravesaba la hacienda municipal de nuestra ciudad era más bien caótica y se encontraba al borde del colapso

El primer autor que nos describe brevemente la situación del fisco municipal jijonenco en el siglo XVII es James CASEY(1983: 159-160), quien nos comenta su endeudamiento haciendo referencia al crecimiento de las cantidades pedidas a crédito por los dirigentes ciudadanos: “Los censals que recaían sobre Jijona suponían un capital de 10.090 lliures en 1614; en 1649 habían aumentado a 16.140 y en 1693 la cifra se había duplicado, hasta las 33.584 lliures”. Los censales era una modalidad de préstamo cuyo interés anual se situaba en el 5%, y cuya principal característica era el largo plazo para su amortización. Es por ello que muchas ciudades y villas se endeudaron.  También David BERNABÉ (1985: 259) nos informa que en 1614 los réditos anuales sobrepasaban las 500 libras anuales y a finales del siglo se habían triplicado.

Ayuntamiento de Alicante.

Otra muestra la encontramos en 1691 cuando las milicias de Xixona haciendo uso del privilegio de defensa del castillo de Alicante marcha hacia dicha ciudad ante el ataque de la armada francesahttps://bgarrigos07.wordpress.com/2021/09/25/el-bombardeo-de-la-ciudad-de-alicante-en-1691-1/ y https://bgarrigos07.wordpress.com/2021/11/21/el-bombardeo-de-alicante-en-1691-y-2-la-participacion-de-xixona-en-la-defensa-de-alicante/ . Sin embargo, la hacienda pública se encontraba en un estado lamentable: “no trobant-se la dita vila ab effectes, ni diner algún”. Incluso las autoridades reales la habían intervenido teniendo prohibido la villa tomar más cantidades a préstamo :”per tenir prohibició de pendre la dita vila en son nom”. Sin embargo, el deseo de satisfacer y complacer  al rey Carlos II ayudando en la defensa del castillo de Alicante ante el ataque de la armada francesa en el verano de 1691 hará que un grupo de particulares, la mayoría miembros de la oligarquía dirigente, soliciten 1.400 libras en la modalidad de canvis, a sus nombres, pero con la garantía de que la villa responderá ante el pago de sus intereses y reintegrará la totalidad del dinero prestado. A pesar de estas buenas intenciones la villa no encontrará otra solución que pedir al rey, ya en 1700, que le permitiera cargar, con 2.000 libras a censo,  el depauperado erario local para cancelar los onerosos canvis

Otro testimonio lo encontramos en una desesperada solicitud que realiza la villa al Capitán General el 14 de abril de 1696 para que detenga el cobro de algunas deudas por parte de los acreedores

Por lo visto un grupo de acreedores había solicitado el cobro de sus deudas a la villa, pero ésta se había negado, por lo que habían recurrido ante la justicia. Probablemente habían ganado el pleito y habían solicitado la ejecución de la sentencia. La villa recurre al Capitán General, alter ego del monarca, en el reino de Valencia: “para que averigue, si la villa está imposibilitada hoy para pagar cerca de tres mil ducados que deve a los acrehedores, y para continuar pagando a sueldo por libra”.

Los acreedores defendían que la villa sí que podía hacer frente al pago de sus deudas: “Los acrehedores para justificar su quexa, han querido desir que a la villa le sobra; y que todo esto es///cavilación de tres o quatro particulares”.

En cambio, la villa opinaba todo lo contrario y sólo le queda el recurso de  apelar al Capitán General, puesto que una nueva acción judicial dilataría el proceso, lo que sería nocivo para sus intereses: “Esta averiguación no puede esperarse por justicia, por la dificultad de declararse el proceso y assí se solicita por gobierno”.

Carlos II-De Juan Carreño de Miranda – Kunsthistorisches Museum Wien, Bilddatenbank

El objetivo era que esta máxima autoridad declarase que  no podían hacer frente a estos pagos y se buscara una nueva solución dialogada  entre las partes. “llame, o juntos o separados, a los abogados de las partes, y ohidos aquellos haga juicio si la villa tiene o no, hoy para pagar lo que los acrehedores pretenden”. La villa confía toda su suerte al Capitán General, ya que pide que si realmente puede pagar renunciará a seguir pleiteando y que continúe la ejecución de la sentencia que se haría el día de San Vicente Ferrer, pero si realmente no lo puede hacer: “se podría persuadir a los acrehedores se doblessen a dar algún alivio a la villa”.

II.-LOS NUEVOS CAPÍTULOS PARA CONTROLAR LA HACIENDA

A principios de 1703 la situación era tan dramática y caótica que a las autoridades reales no les quedó más remedio que intervenir en la hacienda municipal con el objetivo de reconducir su situación y evitar que la villa no pueda hacer frente a sus múltiples y costosos pagos, es decir evitar la bancarrota.

Interior de la font del Grifo, documentada en el siglo XVIII.

Por ello redactó un documento de una hoja  con los capítulos para el buen gobierno de la hacienda municipal (Archivo Histórico Municipal de Xixona, sig. 712/4). Todo un recetario para salir de la grave crisis que atenaza el fisco jijonenco. La fórmula es sencilla, básica, podríamos decir que seguiría el manual de la economía doméstica. Se basa en el aumento de los ingresos, la reducción de los gastos y la constitución de un órgano institucional encargado de controlar el correcto funcionamiento de las prácticas fiscales. El propósito de estas providencias, como podemos intuir, es: “se podrá lograr el alivio y la enttera satisfacción de los acrehedores si se mandara observar, con toda puntualidad las reflexiones y capítulos que se siguen”. 

El aumento de los ingresos se basaba en el incremento de los impuestos, que afectaban especialmente a las clases más desfavorecidas al estar los privilegiados exentos de su pago. La sisa de la molienda se triplica, al pasar de dos a seis dineros por barchilla. Este desmesurado aumento se justifica por ser el precio actual muy reducido, si se compara con lo que se abona en otros lugares: “pues en otras repúblicas del Reyno se pagan, quatro y medio”.

El derecho de la saca se aumenta en un 150%.

El impuesto de la tacha también sufre un crecimiento considerable al aumentarse un real por cada fuego. A partir de ahora quedará fijado en “once (reales) y cinco sueldos por cada mil libras, en el valor de vienes”.

Vista de Xixona publicada en el libro de Bernat Espinalt Atlante Español de 1786.

Si se llevan a la práctica estas medidas los ingresos se incrementarán en 750 libras, lo que supone el 82% del total del dinero que se pensaba ahorrar.

El capítulo de los gastos se mermó mediante la disminución del salario de algunos de los funcionarios municipales y la reducción de los intereses de los préstamos.

El salario del boticario se restringe en casi un 15 %, al pasar de 70 a 60 libras anuales. En cambio los emolumentos que cobraba el predicador de la Cuaresma, que eran sufragados por el erario público, disminuyen en casi el 32 % al pasar de 63 a 43 libras anuales. Finalmente se decide prescindir de uno de los síndicos de la villa, Josep Moros de Alcalá, por “respectto de tener otro sindico más antiguo, con salario y no nesesitta de dar segundo”. 

Otra medida que se adopta es la de transformar los canvis en censales. El canvi era  una modalidad de préstamo caracterizada porque se concedía el dinero rápidamente, pero en contraposición los intereses eran elevados (un 12 %, frente al 5% de los censales) y había que devolver el dinero en un periodo de tiempo determinado, más bien corto y no como los censales cuya devolución era a muy largo plazo. De las casi 2.000 libras que se debían en la forma de canvis se pagan una pensión  anual de 220 libras. Al pasar estas cantidades a censales, y reducirse el tipo de interés del 12 al 5%, se ahorrarían unas 120 libras. 

Iglesia del convent de la Mare de Déu de l’Orito reformada en 1734.

En caso de que el justicia y los jurados observen al pie de la letra estas indicaciones se estima que el ahorro anual sería de 910 libras. También se determina que de estas cantidades, 600 libras anualmente: “se haya de aplicar y aplique, a pagar los atrasos que al presentte sestan deudo”. El resto del dinero se ha destinado a sufragar las propiedades de los censos. Siempre que esto ocurriera habría que dar cuenta al virrey. 

Una de los hechos más interesantes de estas instrucciones es que crea los mecanismos necesarios para controlar el buen funcionamiento del fisco jijonenco. Así se decidir introducir en el organigrama municipal el cargo de Clavario, que desde hacía tiempo atrás estaba vigente en villas y ciudades de mayor importancia que Xixona: como Orihuela y Alicante.

El clavario será el depositario de todas las rentas de la villa. Su salario se estipula en 30 libras anuales (En Alicante cobraba 50 y en Orihuela, 100 libras). Su mandado será trienal. Los mecanismos para su provisión son idénticos a los seguidos para el resto de cargos municipales: justicia, jurados, mustassaf, sobresequier. Es decir, se crea una nueva bolsa formada por 8 personas. Cada tres años se extraerá un nombre de la bolsa, quien no podrá volver a ocupar de nuevo el cargo hasta que los otros 7 no lo hayan desempeñado. Cada clavario, al principio de su mandado, deberá entregar una fianza al justicia y a los  jurados como garantía de que ejecutará su cargo con honradez y honor. Si no la entrega no podrá tomar posesión.  Es el virrey quien nombra a los 8 primeros miembros de este saco, que son: Faustino Soler, Bautista Ibáñez, Pablo Verdú, Fulgencio Sirvent, Agustín Bernabeu, Gaspar Cortés, Francisco Ibáñez e Hipólito Garrigós. Además también nombra al primer clavario que será Faustino Soler. Su elección se realizará el mismo día que la de los jurados, el domingo de Pascua. Si muriera alguno de los 8 insaculados, para la provisión del cargo de clavario, serán los justicias y jurados del año en curso y los que lo han ocupado el año anterior los que determine quién debe ser de nuevo insaculado. 

Iglesia de Santa María

En estas ordenanzas y para evitar un nuevo caos se establecen fuertes mecanismos para controlar la acción del clavario. Así rendirá cuentas en el mes de agosto en el que finaliza su mandato, disponiendo desde Pascua y hasta esa fecha para poner en orden todas sus cuentas. No podrá pagar cantidad alguna sin el visto bueno de los jurados. Y se crea una junta de hacienda, formada por el justicia, los jurados, el síndico y el clavario a la que presentará mensualmente el estado en que se encuentran las cuentas. 

Además de estas instrucciones dedicadas a la figura del clavario se dictan otras normas relativas a la buena administración. El impuesto de la tacha deberá ser arrendado al mejor postor al alza, si no se presentara ninguno lo administrará el clavario. Los consejeros tienen la obligación de asistir tanto al consejo particular como al general, en caso contrario, serán sancionados con una multa de 10 sueldos que les impondrá el justicia.

Otra de las acciones que se realiza para sanear la hacienda y ser ejemplo de buena conducta es la de que todos aquellos jurados, que debieran cantidad alguna a resultas de su gestión, deberán liquidar sus deudas en el plazo de tres meses. Si no lo hicieran, la villa deberá comunicarlo a la autoridad real para que autorice inmediatamente la ejecución de las deudas. Por último “que esta carta quede registrada en los libros públicos para que no se pueda alegar ignorancia por los succesores en la administración del público y espero que darán a ttodo, caval y punttual cumplimiento”.

Núcleo antiguo de Xixona.

El Consell de la vila controlaba la gestión del clavario mediante el estudio y análisis de los libros de cuentas, una vez finalizado su mandato. El clavario tenía la obligación de registrar en un libro los ingresos (carrechs) y gastos (descarrechs)  que se producían.  Una vez finalizado su mandato se procedía al arqueo de los fondos para lo que el consell de la vila nombra a tres jueces contadores, que fiscalizaban la actuación del clavario. 

Posiblemente el clavario empezó a ejercer en 1704. En el archivo histórico municipal de Xixona se conserva el libro de las cuentas de ese año. Sin embargo su estudio queda relegado para un nuevo trabajo. Desafortunadamente la llegada de la Guerra de Sucesión a nuestras tierras en el verano de 1705 hará que estas medidas tendentes a racionalizar la hacienda pública no se puedan llevar a la práctica y que incluso la villa se llegara a endeudar mucho más.

Forn Oliveros. Coleccion Sánchez Arxiu Municiapl d’Alacant. Recopilada per Amand Picó

III.-TRANSCRIPCIÓN DE DOCUMENTOS

CAPÍTULOS PARA EL BUEN GOBIERNO DE LA HACIENDA MUNICIPAL 12-2-1703, VALENCIA

Signatura 712/4

En atención de infeliz estado en que se halla ese público por los ahogos presenttes que de cada día se experimentarían mayores, por no igualar las renttas del común a las salidas y cargos de él y a la resignación, con que solicitan, el medio más proporcionado para su desempeño, he mandado poner todo el cuydado que corresponder a la importancia y calidad del negocio, y después de haver visto diferentes representaciones que se han hecho para este asumpto y conferido varias veces para elegir el mejor expedientte, parece, que se podrá lograr el alivio y la enttera satisfacción de los acrehedores si se mandara observar, con toda puntualidad, las reflexiones y capítulos que se siguen.

Primeramentte  que la sisa de la molienda, que es oy de dos dineros por barchilla de granos se aumente hasta seis, que importará el cahiz tres reales, y no será inmoderado/// tributo, pues en otras repúblicas del Reyno se pagan, quatro y medio, de cuyo aumentto tendrá la villa de beneficio, respecto, delo que frutan oy los dos dineros, quattrocientas libras cada año.

Mas, que el derecho de la saca se haia de aumenttar la mitad delo que se page ahora; esto es, del cahiz del trigo, se paga un real y aumentada la mitad, que es un sueldo se han de pagar tres sueldos y así respectivemente de los demas fruttos y se arbitra, resultará de beneficio, cientto y sesenta y cinco libras cada año.

Mas, que la tacha se aumente un real por cada fuego, de suerte que pagándose ahora diez reales se hayan de pagar en adelante once y cinco sueldos por cada mill libras, en el valor de vienes, sittios y parece resulttará de lucro cada año cientto y ochenta y cinco libras.

Mas, que el salario de Boticario, que estava, en settenta libras se regule a sesenta, rebajándose a util de la villa diez libras./// 

Más, que el salario de Predicador de la Quaresma, que antes era de sesentta y tres libras, incluyendose el regalo que le davan, se reduzga y regule, a cuarenta y tres, quedando a favor de la villa veinte libras cada año.

Mas, que el salario de diez libras que se pagava a Joseph Moros de Alcalá, notario, por síndico de la villa, se quitte; absolutamente, respectto de tener otro sindico más antiguo, con salario y no nesesitta de dar segundo.  Y observándose todos estos capítulos se le aumentará a la villa de rentta cada año setecientas y noventa libras.

Portal de Tibi

Mas que los dos mill ducados, con poca diferencia, que la villa debe de cambios, que harán de redittos annuales ducientas y veintte libras, se quitten quanto anttes se pueda; tomando censos de correspondientte propiedad; pues la villa tiene licencia real para este fin y si no la ttubiere podrá acudir por justicia, que se les facilittará el decretto y por este camino sele añadirán de beneficio y renta annual ciento y veinte libras.///

Mas, que lo que le resultare a la villa de aumentto todos los años que se computta; después de examinadas las enttradas y salidas seis cientas libras cada año, se haya de aplicar y aplique, a pagar los atrasos que al presentte sestan deviendo, y fenecidos estos, se paguen, las propiedades de los cambios, si estuviere en ser, en caso, que no se apliquen a quitar censos y que se me dé quenta a mi y a mis sucesores, en el fin de cada juraderia, las propiedades que se hubieren quitado.

Mas, que cada trienio, se haia de elegir, por suertte, un clavario, en quien se depositten todas las rentas de la villa, con salario de treinte libras cada año, y que para este fin, se haga una bolsa de ocho personas ydoneas de las quales, se sorttee una, y sirva el oficio de clavario por un trienio, y no pueda bolver a concurrir, asta que saian servido todos y en el principio de sus oficios tengan obligación; de dar y den fianzas ydoneas, havilitadas , por el justicia y jurados, y sin preceder esta circunstancia no puedan entrar en el exercicio de sus empleos./// 

Mas, que para la presente concurrencia, para el oficio de clavario, queden insaculados, por ahora, las ocho personas siguienttes= Faustino Soler= Bauptista Ibañez= Pablo Berdú= Fulgencio Servent= Agustín Bernabeu= Gaspar Corttes, Francisco  Ybáñez y Ipólitto Garrigós: de los quales nombró para el primer trienio, que ha de empezar en el dia de Pasqua del espirito Santto; primero vinientte a Faustino Soler. Y para los trienios siguienttes, siempre se sacará por suerte en la forma referida.

Mas, que en caso de morir alguno de los insaculados, tanto que haian servido el oficio de Clavario o no, se subroguen otros en dicho lugar cuya subrogación o insaculación en su caso y lugar la haian de hazer y hagan los justicias y jurados que fueren actuales y los del año precedente en la misma forma que se hacen las insaculaciones para los demás oficios.

Ermita de Santa Bárbara

Mas, que qualquier Clavario tenga obligación de dar quentas de su claveria cada año por todo el mes de agosto del año que hubiere fenecido en Pasqua de espiritto santto, por parecer tiempo/// suficiente para la ordinación de sus quentas y cumplido el mes de Agosto tenga obligación la villa de darme quenta a mi y amis succesores de haver fenecido el clavario.

Mas, que qualquier clavario no pueda pagar cantidad alguna sin preceder provisión por escripto de los jurados con el recepit del escribano, el qual debe hacer y haga mano judicial continuando en ella todas estas porciones en que se da orden, que pague el clavario.

Mas, que cada mes se ha de tener Juntta de hacienda en que concurran justicia y jurados, clavario y síndico, y que el clavario ha de hacer relación del estado de las deudas, y cobranzas para que se señalen las execuciones.

Mas, que el derecho que se cobra de tacha se haia de cobrar por via de arrendamientro, si se enquentra arrendador y en caso, que no aplique la villa el medio, que le sea más utiloso, como no sea, entrar, lo procedido de ella en poder de los jurados sino del clavario.

Mas que los consejeros del consejo///particular y general lexitt[ima]mente combocados devan asistir en él, baxo pena de diez sueldos, aplicadora irremesiblementte, a beneficio de la villa cuyo executtor sea el justicia y sino lo hiciere de la villa, quenta, a mi y a mis succesores, de su omisión para que se le proporcione el castigo.

Portada del convento de Santa Ana. 1974.

Mas, que todos los jurados antecedenttes y demás, que devieren a la villa por resulta de haver administrado oficios públicos, tengan obligación de liquidar y liquiden sus deudas, dentro dettres meses conttados desde el dia, que se reciviere y publicare esta; y la villa me dará quentta de haverse executado, con la indibiduación de lo que cada uno deviere, y si los deudores no lo hicieren denttro deste termino podrá la villa pasar, a executtarles por el alcanze que constare lexitimo, según las quentas de la misma villa.

Estas precauciones, han parecido nezesarias para ocurrir a las nezesidades presenttes de este común y las menos gravosas para los individuos y aún después si se continua su observancia por algunos años senttiran el beneficio de aligerar los/// cargos ordinarios y censos y podrán disminuirse las imposiciones, por cuya razón encargo y ordeno a vuestras mercedes que manden practicar todos los capittulos referidos, sin dispensa alguna y que esta carta quede registrada en los libros públicos para que no se pueda alegar ignorancia por los succesores en la administración del público y espero que darán a ttodo, caval y punttual cumplimiento. Dios guarde a vuestras mercedes muchos años Real de Valencia y Febrero 13 de 1703

FIRMA

Señores, justicia y jurados de la villa de Xexona

IV.-BIBLIOGRAFÍA

ALBEROLA ROMA, Armando: Jurisdicción y propiedad de la tierra en Alicante (css. XVII-XVIII), Alicante, Universidad de Alicante,1984.

BERNABE GIL, David: Hacienda y mercado urbano en la Orihuela foral moderna, Alicante, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, 1989.

  • “La administración municipal”, Historia de la  Provincia de Alicante. Vol IV, Murcia, ediciones Mediterráneo, 1985, pp. 240-268.
  • “Insaculación, oligarquía e intervencionismo regio en la Villa de Xixona”, Revista de historia Moderna Nº 19, Alicante, Universidad de Alicante, 2001, pp. 79-121.
  • El municipio en la Corte de los Austrias: síndicos y embajadas de la ciudad de Orihuela en el siglo XVII, Valencia, Institució Alfons El Magnànim, 2007.

BERNABÉ RUIZ, José: “Gobierno y poder en la Sexona Foral”, Programa de Fiestas de Invierno, Xixona, Asociación Cultural y Festera de Heladores, 1989.

CASEY, James: El Reino de Valencia en el siglo XVII, Madrid, Siglo XXI, 1983.

DÍEZ SÁNCHEZ, Marta: La hacienda municipal de Alicante en la segunda mitad del siglo XVII, Alicante, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, 1999.

GARRIGOS SIRVENT, Bernardo: “El bombardeo de la ciudad de Alicante en 1691 y su relación con Xixona”, El Programa, Xixona, Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià, 2009.

Bernardo Garrigós Sirvent, Cronista Oficial de Xixona.

Vista de la zona norte de Xixona desde la Torre Grossa

El 4 de agosto, conferencia en homenaje al pintor José E. López Mira

El jueves 4 de agosto de 2022 en el Teatret de Xixona a partir de las 19.30h  Margarita Galiana Cremades, en representación de la Asociación de Pintores Jijonencos y Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona  impartirán la conferencia “Recordando 16 obras de José E. López Mira.  Esta actividad será posible gracias a la colaboración de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Xixona.

José E. López Mira posando con su obra El Albaet.

José E. López Mira (1 de marzo de 1922- 4 de agosto de 1986) fue el artista jijonenco más polifacético y prolífico de la ciudad más dulce del mundo. No en vano fue pintor, decorador, dibujante, escritor, coreógrafo, director del grupo de Coros y Danzas. De momento y tras realizar una labor de documentación los conferenciantes han localizado casi 450 obras.

El motivo de la elección de esta fecha es que coincide con la de su fallecimiento y con esta conferencia se pretende realizar un nuevo homenaje

Cartel de la exposición

Esta conferencia quiere ser una continuación de la muestra López Mira: un pintor en el record que estuvo abierta en también en El Teatret desde el 29 de abril al 29 de mayo de este año. En ella gracias a la colaboración de su familia, de un buen número de jijonencos (34 propietarios) y de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento y de la Asociación Cultural de Pintores Jijonencos se pudieron contemplar 73 obras pictóricas que pretendían narrar toda una vida dedicada al arte. Esta muestra se organizó en conmemoración de su nacimiento. 

Debido al éxito de las visitas guiadas que los comisarios ofrecieron se ha pensado en hacer una conferencia de una hora y cuarto de duración en la que cada ponente ha elegido libremente 8 obras que tratará de explicar de forma clara, sintética y concisa.

29 de abril de 2022 Inauguración de la exposición López Mira un pintor en el record. Fotografía de Josep de Silim.

Por ello los conferenciantes seguirán el mismo hilo expositivo al dividir la grandísima obra del pintor en distintos grupos temáticos: retrato, tradiciones, otro pepito, religión,  paisajes, calles, fiestas de moros y cristianos y bodegones. Esta división temática corresponde al interés por desmitificar la falsa teoría de que este pintor sólo pintaba calles, paisajes y danzantes y hacer ver a los asistentes que la gama temática es mucho más amplia. 

Portal de Tibi

En esta ocasión se ha querido mostrar obra del autor prácticamente desconocida haciendo especial hincapié en los años de formación. Veremos a un Pepito Fajardo, como popularmente se le conocía, copiar a los grandes maestros y embeberse de su técnica para crear, con el paso del tiempo, su propio estilo basado en una amplia y colorista paleta cromática y en recoger tradiciones propias de sus padres y abuelos y ambientar gran parte de sus obras a principios del siglo XX. 

La muerte de un torero

También veremos caminos y tendencias que llegó a explorar, pero que finalmente no siguió. Como podría ser el gusto por la temática flamenca y por colores y técnicas próximos al surrealismo y colores fauvistas. 

También descubriremos tradiciones ya desaparecidas como el albaet donde por temática, composición y paleta cromática adquiere las características por las que es reconocido y querido por los jijonencos.

Algunos de los cuadros junto a sus características pictóricas unen aspectos arquitectónicos e históricos desconocidos por el gran público. Así podrá descubrir cómo era la entrada Este de Xixona por la zona dels Terradets o como era el portal de Tibi.

Mural de la kábila dels Marrocs

Estando a los pocos días de la celebración de la trilogía festera de los Moros y Cristianos (20, 21 y 22 de agosto) esta festividad tendrá también su protagonismo con dos de las obras de mayor tamaño pintadas, como son el mural dels Marrocs y “la alegoría a las cuatro estaciones jijonencas” de la Asociación Cultural El Casino. 

Un apartado que se verá de forma muy clara y sobre el que los conferenciantes van a hacer mención es la impronta indeleble que ha dejado en alguno de los pintores actuales. José E. López Mira creó escuela.

Se trata de una conferencia que pretende ser interactiva donde la participación de los asistentes con sus aportaciones enriquecerá los conocimientos que los jijonencos tienen sobre uno de los mejores artistas locales.

En ella Margarita y Bernardo mostrarán a través de imágenes 16 obras, que no fueron expuestas en la muestra anterior e incluso serán la primera vez que se muestran en público al formar parte de la colección privada del pintor.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

La solfa del Selfo, un gran homenaje

El viernes 15 de julio en el barranc de la Font la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats ofreció a partir de las 20.30h el concierto La Solfa del Selfo. Un concierto homenaje a uno de sus integrantes más carismáticos Enrique Mira García, El Selfo, quien falleció el 19 de marzo de 2021.

Cartel del concierto.

El acto fue presentado por Marcos Ros Planelles, antiguo percusionista de la Colla.

El primero en intervenir fue Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona y miembro fundador de la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats.

19 de agosto de 2004 Colla de Dolçainers Els Arreplegats y miembros de la fila Moros Vermells en los Nanos

En primer lugar Bernardo explicó cómo se gestó la formación de la Colla de Dolçainers i Tabaleters els Arreplegats para ello se remontó al año 1992. En dicho año la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián, entidad encargada de organizar las fiestas patronales y de Moros y Cristianos, repartió entre las filaes la organización de diferentes actos festeros. A su filà, los Contrabandistas, le correspondió la organización de los pasacalles de los Gigantes y Cabezudos (Nanos i Gegants) . La directiva de la filà acordó que fuera su cuadrilla de jóvenes la encargada de organizarlos con la condición de que si no habían niños para vestirse lo tendrían que hacer ellos. Así en algunas ocasiones el grupo de jóvenes amigos contrabandistas salieron a bailar los Nanos i Gegants y tanto les gustó que se reservaron la víspera de la trilogía festera para bailar.

La víspera de las fiestas de 1994 después de bailar, Bernardo le comentó a su amigo Federico Mira lo siguiente: “Tú que eres músico no podrías aprender a tocar la dulzaina, para prolongar la fiesta”.  Así Federico comenzó a buscar posibles músicos entre la cuadrilla de amigos y compañeros de la Agrupación Artístico Musical El Trabajo, compró 13 dulzainas a 7.000 pesetas, consiguió que el concejal de cultura cediera el sótano de la Casa de Cultura para ensayar y buscó a dos maestros de El Campello, Rafa Compañ, dulzaina y Rafa Juan, percusión.

Como los componentes de esta colla habían sido reclutados prácticamente uno a uno en noches de fiesta en locales de ocio nocturno, Federico Mira, pensó que el nombre más adecuado sería el de Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats.

Anagrama original de la Colla Els Arreplegats

En 1995 siete miembros de la colla participaron en las dianas, pasacalles de Nanos i Gegants y en la danza. Fue un auténtico éxito y despertó el gusanillo musical de muchas personas. Entre ellas estaba Enrique Mira Llinares, quien con su carácter afable, amigable, y siempre dispuesto a encontrar soluciones cuando algún problema aparecía, supo hacerse un hueco, a pesar de ser ya una persona adulta, entre el grupo de jóvenes que formaban la Colla.

Enrique rápidamente desempeñó tareas administrativas y de gestión de la entidad ocupando los siguientes cargos: (1997-2000) secretario bajo la presidencia de Federico Mira Serra; (2002-2006) presidente, teniendo como secretario a Francisco Javier Núñez Rodríguez; (2007-2013) tesorero, siendo presidente Alexis Verdú Iborra.

En 2003 Federico Mira Serra y Enrique Mira LLinares recibieron la medalla de oro de la ciudad, en representación de la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats por la promoción la música tradicional valenciana.

Bernardo Garrigós, Enrique Mira y Quique Mira en l’Entrà de les festes de Xixona en 1997.

Además de este currículum oficial Enrique se caracterizó en proponer, apoyar y llevar a término distintas actividades en que la colla fue pionera. En octubre de 1997 la Colla de Dolçainers organizó el primer correfocs por las calles del casco antiguo. En la actualidad el correfocs es una fiesta de gran arraigo popular que se celebra en un sábado por la noche a finales de julio o principios de agosto. Es un actividad de grandísima participación y antecesora de la trilogía de los Moros y Cristianos de Xixona.

En 1999 se organizó el I Aplec de Colles de Dolçainers i Tabaleters de Xixona con el objetivo de hermanarse con la entidades culturales vecinas que impulsan la difusión y el estudio de la música popular valenciana. En este primer encuentros participaron La Xafigà de Muro, La Cordeta de Alcoi y Sant Antoni de Alicante. Estos encuentros siguen realizándose en las horas previas al correfoc, con el objetivo de que las collas asistentes participen también en él.

Enrique fue promotor de la participación de esta institución musical en las fiestas populares de la ciudad que han ido recuperándose en los últimos años. Así la colla ha puesto sonido siguiendo el calendario a la cabalgata de los Reyes Magos, a los porrats de Sant Antoni y La Candelera, las fiestas de Sant Lluc del barrio del Almarx, la procesión cívica del 9 de octubre y, recientemente, a la Feria del Turrón que se organiza alrededor del 6 y 8 de diciembre.

Panel cerámico de San Pascual Bailón en la fachada de la capilla del convent de la Mare de Déu de l’Orito

Enrique siempre ha destacado por su función didáctica e inicialmente ayudó a los nuevos componentes con el solfeo. Poco a poco, fue aumentando el número de alumnos hasta asumir los cargos de profesor de solfeo y percusión desde el 2003 al 2014. Es por ello que la mayoría de los actuales componentes de la colla han pasado por sus clases, incluido sus hijos, (Enrique y Lucia) que se dedicaron a la percusión. Siempre ha estado interesado en mejorar sus enseñanzas y aumentar los resultados académicos, por lo que pensó un sistema para agradecer a los estudiantes sus esfuerzos por dominar el arte del solfeo y de la percusión. Así creó un día especial para la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats para hermanar a los componentes de esta agrupación con los estudiantes. Tradicionalmente todas las celebraciones están unidas a una festividad, es decir se realizan en conmemoración con un santo/a. Así Enrique, acordándose de un refrán valenciano que dice: “Si Sant Pasqual ballava era perquè algú tocava”, pensó que habría que celebrar la festividad de San Pascual Bailón el 17 de mayo. Ese día se organizan actividades deportivas (campeonatos de fútbol-sala, frontenis) ginkanas, concursos de paellas y una comida o cena donde se hace homenajea a los estudiantes que han superado sus estudios y ya puede entrar a formar parte de la colla.

Como consecuencia de su esfuerzo y dedicación la colla se ha convertido en un lugar acogedor y sorprendente, donde todos aquellos que se acercan quedan cautivados por el encanto de la música popular y tradicional de Xixona, donde desde el primer día se podrán sentir integrados, queridos, a pesar de no conocer a nadie, puesto que rápidamente conseguirán nuevas amistades. Enrique, has creado un ambiente de hermanamiento entre personas diferentes y de distintas edades con el mismo objetivo potenciar y divulgar la música popular valenciana.

3 de agosto de 2019 Encontre de colles

En la actualidad la colla está formada por 40 componentes entre estudiantes, dulzaineros y percusionistas, los que tocan con ganas cada día, los que nunca se cansan de hacer fiesta, los que montan jaleo, los que comparten el sueño de aquel grupo de amigos que comenzaron con ilusión una escuela de música y no pensaron que nunca llegaría donde se ha llegado.

Enrique, este es el legado que has dejado, una gran familia donde todos comparten una misma idea: que la música popular es música de calidad y merecedora de ser reconocida a nivel oficial y música que te haga disfrutar y sentir cosas que te ponen los pelos de punta.

Xixona és al dolç torró, como la música a la dolç-aina.

Concierto La Solfa del selfo

Tras las palabras de Bernardo Garrigós, cronista oficial de Xixona la música fue la protagonista. En la primera parte se interpretaron las obras siguientes: 

Fanfàrria de Llúria de Francisco Valor Llorens. Fanfarria para colla de dolçainers y percusión encargo de la filà Cavallers de Llúria de Cocentaina. Fue estrenada en el séquito del abanderado cristiano del 2015. Sus melodías están inspiradas en la marcha Cavallers de Llúria compuesta por el mismo autor anteriormente.

A Loli de Toni de la Asunción Hernández. Pasodoble fallero para para colla de dolçainers y percusión dedicado a Loli Jorques, Fallera mayor de la falla D. Manuel Candela-Beatriu Tortosa de València en el año 2005. Esta obra fue dirigida por Hiroshi Fuji, exmaestro de dolçaina.

Alfara d’Algímia de Martín Alonso Pérez. Es un pasodoble compuesto originalmente para banda de música, pero adaptado para dulzaina y percusión por Pere Tort. Está dedicado al pueblo Alfara d’Algímia, aunque desde el 2010 se denomina Algímia d’Alfara.

Arc i Ballesta de Óscar Sempere Francés. Es una marcha cristiana creada primitivamente para banda de música en 2009, aunque fue adaptada para dulzaina y percusión por Héctor Llorca en 2015. Está dedicada a Raul Ballester, dolçainer de la colla y a su esposa Meritxell Arco.

Seguidamente fue Mar Mira, quién en representación de su padre Federico Mira tomó la palabra para destacar la gran amistad que surgió entre su padre y el homenajeado. Después leyó una poesía que Enrique Mira, el selfo padre, recopiló y que le viene al dedo a su hijo Enrique Mira Llinares, nuestro homenajeado, porque ambos son y serán moros Vermells. La poesía dice lo siguiente:

Un Vermell mai no es sent vell,

a un home el fa el «tratge»

siga qui siga ell,

tant si és negre com apatxe

o cristià, moro Vermell.

Açò encara que pareixca mentira

no deixa de ser veritat

segun el «tratge» que uno visca/vista

canvia de personalitat.

Si en pose el «tratge» de Vermell

canvie del peus al cap,

en deixe de ser més vell

i sóc alegre i ben manat

m’emborratxa l’alegria i

per a tot tinc edat,

per ballar per buleries

i dir piropos al que s’ha presentat

«hasta» el beure em senta bé

siga cervesa, vi, menta o conyac,

ho trague tot sense mesura;

pero no passe de mig picat.

Si vols estar sempre content

i que l’alegria no t’abandone

ja saps el que has de fer

tu i les xiques ser moros Vermells,

per a que el problema es solucione

no pergues l’alegria i el bon humor

que molts «ratos» dubtes d’ell

peró la vida i la festa van millor;

ja que una Vermella i un Vermell

sempre són joves, mai no vells.

En la segunda parte la colla ofreció las siguientes composiciones: 

NCU de Rafael Faus Uris. Marcha mora compuesta para dulzaina y percusión y dedicada a la prima del compositor Noelia Cardona Uris.

Almugaten  de Jordi Sempere Azorín. Es un ballet para grupo de percusión dedicado a la Embajada Cristiana dels Almogàvers d’Ontinyent de 2012. Fue dirigida por su compositor, quien fue durante algunos años maestro de percusión de la colla.

Fotografía de la Colla de Dolçainers i Tabaleters Els Arreplegats.

Aquelarre, tercer movimiento de la suite Nit de bruixes de Toni de la Asunción Hernández que ganó el 2º premio de Petrer de 2005.

Linga Oba, ballet para dulzaina y percusión del compositor de Ontinyent Saül Gómez escrito para la Capitanía de los Benimerins del año 2015.

Alexis Verdú Iborra haciendo su discurso.

Tras interpretar esta segunda parte del concierto Alexis Verdú Iborra, presidente de la Colla Els Arreplegats tomó la palabra para despedir a su amigo y homenajeado, Enrique Mira Llinares. Para ello leyó un verso lleno de emotividad que hizo que saltaran algunas lágrimas entre los presentes.

Te’n vas anar un divendres 19 de març de 2021…

Aquell mateix dia, quan els teus companys a la Colla,

assajaven aquella melodia dolcíssima de U2 “With or Without you” per al proper concert Dolç&Rock 

Ens arribà la notícia, i una serena va començar a regnar

al pit i al rostre, de cadascun de nosaltres..

Ja no hi eres… però tant al local d´assaig, com a l´ambient del carrer, des de la plaça fins a la teua caseta de la concepció…,

encara sonava, aquella melodia dolcíssima – LA TEUA SOLFA.

tu ja no hi ets i el temps ara ens transcorre

entre el teu record, que ens acompanya,

i aquell esforç, que prou que coneixies,

de persistir quan res ens és propici…

caigueres, lluitador, marxant a la lluita,

com ho fan els vells rockers… EL NOSTRE SELFO

Des d’aquestes paraules, molt tendrament et pensem

mentre la tarda suaument declina;

Tots els colors proclamen la vida nova

Tu ja no hi ets i floriran les ametllers

maduraran els seus fruits sota aquell ponent,

que farà ressonar aquells secrets acords musicals, LA TEUA SOLFA;

melodies, que mai tindran notes suficients, 

per expressar tot l’agraïment que sentim, 

de haver segut beneïts amb la teva amistat…

Et destacaves per eixa qualitat que transmetries,

Compromís, treball i companyerisme, 

Però sempre amb un afectuós recolzament,

Donem gràcies a la vida, d’haver-nos donat

l’oportunitat de tindre un amic com tu, EL NOSTRE SELFO

No tornaràs mai més, però perdures

en les coses i en nosaltres, de tal manera

que ens consta imaginar-te absent per sempre, 

però com deia la lletra de la cançó de Miguel Rios

“Los viejos rockeros, nunca mueren”

Ell ja no hi era… te’n vas anar 

Però a fora, a l´ambient del carrer a Xixona,

fins a la teua caseta de la Concepció,

encara ressonava aquella melodia dolcíssima.

“LA SOLFA DEL SELFO”.

A continuación subieron al escenario Federico Mira y Bernardo Garrigós quienes hicieron entrega a su viuda, Encarna y a sus hijos, Enrique y Lucía un ramo de flores

Por fin el escenario quedó vacío y el presentador pidió la presencia en el escenario de los compañeros de Enrique que no están en activo en la actualidad para interpretar una última obra.

Sus hijos Enrique y Lucía se colgaron los tamboriles y todos ocuparon sus posiciones.

Cuando el director dio la entrada Enrique, su hijo dio un paso al frente y con el ánimo acongojado comenzó a tocar los primeros acordes de la Muixeranga seguidamente fue acompañado por un par de dolçainers. El final con todo el grupo interpretando esta tradicional obra de música popular valenciana, fue el mejor epílogo a este acto y una gran forma de decir adiós a un percusionista y amigo.

Concert La Solfa del Selfo.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

La Virgen del Carmen del barrio dels Ganduls

Virgen del Carmen en la calle Ladislao R. Ayela

Se halla en el nº 17 de la calle Ladislao R. Ayela. Se encuentra a la altura del primer piso entre dos balcones.

A.-DESCRIPCIÓN

Presenta un módulo de 4 x 3 cerámicas de 20 x 20 cm.

El panel cerámico se halla dispuesto en línea con la fachada y enmarcado por una cenefa de color marrón y un marco de madera con portalámparas para bombillas, que estuvo en funcionamiento en su tiempo. En la actualidad un farol colocado en el centro de su parte superior sirve de iluminación.

Está cubierto por un voladizo confeccionado con tejas, que lo protege ante las inclemencias del tiempo.

Se colocó con posterioridad a 1954.  La amplia gama de colores y su difuminado y el aspecto de ser un producto elaborado de forma industrial nos hablan de una cronología de mediados del siglo XX.

Detalle de la Virgen del Carmen de la c/ Ladislao R. Ayela

En el centro de la composición aparece la virgen sentada sobre un trono o silla, que no se observa. Viste una túnica de color marrón y está revestida de un manto blanco. Sobre la cabeza porta una corona. En la mano derecha ase escapulario, mientras que la izquierda le sirve para sujetar por detrás al niño Jesús que se apoya en su pierna izquierda. El niño Jesús viste una túnica rosa y prende con su mano izquierda otro escapulario. La Virgen está rodeada de una especie de nubes de tonos azulados. Sobre la virgen recae una especie de rayo de luz que ilumina la escena. 

A los pies del retablo cerámico aparece el texto NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN. Está escrito con letras mayúsculas de color marrón oscuro y está dispuesto en una sola línea y centrado.

B.-HISTORIA DE LA VIRGEN DEL CARMEN

Cuenta la tradición que durante la celebración de Pentecostés a algunos fieles que estudiaban a los profetas en el Monte Carmelo, en Israel, se les apareció una nube en la que iba la imagen de la virgen María. Tras convertirse, fundaron en este lugar un templo en honor a la virgen.  En el siglo XIII tras ser perseguidos por los sarracenos en tierra Santa pasaron a Europa.

El 16 de julio de 1251 se le apareció al general de la Orden, San Simón Stock (inglés) una imagen de la Virgen del Carmen. Esta le entregó los hábitos y el escapulario. Según la tradición la Virgen se comprometió a liberar del Purgatorio a todas las almas que en vida hayan llevado el escapulario, el sábado siguiente a su fallecimiento y llevarlos al cielo.

En 1283 los religiosos carmelitas fundaron un convento en Valencia.

Estampa de la virgen de Carmen.

La virgen del Carmen es la patrona de la Canyada de Biar, donde tiene un santuario.

A esta virgen se le atribuyen muchas indulgencias por lo que es abogada en los últimos momentos y se asocia también con las Almas del Purgatorio, siendo frecuente encontrar algunos paneles devocionales en los cementerios (Benamer) o topónimos en zonas de antiguos cementerios (carrer el Carmen, en  Alcoi) o fosares.

El escapulario que lleva en su mano simboliza la muestra que la Virgen le entregó a S. Simón de Inglaterra, fundador de la Orden de los Carmelitas (siglo XIII).

Su festividad se celebra el 16 de julio.

Es patrona de la Marina de Guerra y Mercante. Es patrona de Cox desde el 14 de julio de 1504, Algorfa , Cañada, La cañada del Fenollar-Alicante y Matola-Elx.

Hay paneles cerámicos con esta advocación en: Tibi, Ibi y Alcoi.

Tiene ermitas en: Algorfa, Aspe, El Campello, Cañada, Cox, Elche, Daya Nueva (Puebla de Rocamora), Guardamar, Orihuela, Pilar de la Horadada, San Miguel de Salinas, Santa Pola (Puerto) y Torrevieja (Playa los Locos).

Refranes: “De Verge a Verge (la del Carme a la de l’Assunció) el calor apreta ferma; abans o despres calor no es”, “De Verge a Verge, els sessos de calor se derretixen”.

Estampa de Nuestra Señora del Carmen

C.-INTERVENCIONES

En julio de 2016 el Ayuntamiento quitó la banda con portalámparas que rodeaba el panel cerámico y pintó la cenefa marrón en la esquina inferior derecha donde faltaba un fragmento.

D.-BIBLIOGRAFÍA

 DE SALES FERRI CHULIO, Andrés, Grabadores y grabados alicantinos. Siglos XVIII-XIX, Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante, 1999, pág. 170.

SEGURA MARTÍ, José Mª, Catálogo de paneles cerámicos devocionales de l’Alcoia-el Comtat (Alicante), Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante, 1990, pag. 152.

VALOR CALATAYUD, Ernest, Breu refraner de dies, mesos i santets, Alcoy, Caja de Ahorros de Alicante y Murcia, 1984, pág. 67.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

Una visión diferente de las fiestas de Moros y Cristianos de 1920

En 1920 la Primera Guerra Mundial (1914-1918) era un recuerdo reciente y el mundo comenzaba una difícil posguerra. Huyendo de la posguerra una pareja de ingleses cambió su tediosa Londres por los aires renovados de España. Jan Gordon y su mujer Cora llegaron en el verano de 1920 a la ciudad de Murcia por indicación de Wyndham Tryon https://bgarrigos07.wordpress.com/2020/04/21/el-espia-ingles/, pintor inglés que poseía un piso en el Paseo de Corvera y pasarán una temporada en Xixona.

Eran unos personajes bohemios, artistas polifacéticos, con gran espíritu aventurero y que más que ver y pintar monumentos querían ver y sentir lo vivo. Cora Gordon reflejó sus vivencias diarias en un librito de viaje, que si bien no es una crónica, si que nos sirve para descubrir como era la vida en aquel tiempo. Este libro se tituló originariamente “Poor folk in Spain” traducido al castellano por María Soledad Valcárcel con el título La gente sencilla de España por Jan y Cora Gordon y editado por el secretariado de publicaciones de la Universidad de Murcia en 1980.
En el libro narran y dibujan sus andanzas por Murcia y Jijona durante el verano y el otoño de 1920.
Su vinculación se debe a que su mentor Wyndham Tryon era conocido como el inglés de la Torre Blay; pues había vivido en ella durante la Primera Guerra Mundial y tras regresar a Inglaterra ofreció su estudio, en lo alto de la cima del castillo, a sus amigos pintores.
¿Pero quiénes eran estos artistas ingleses?
El 11 de marzo de 1882 en Inglaterra nació Jan Gordon-Godfrey Jervis Gordon. Su padre era el reverendo A. Gordon. Estudió en Marlborough College y en la escuela de Minas de Truro. Durante la Primera Guerra Mundial fue teniente de la “Royal Naval  Volunteer Reserve”.
Era una persona de amplia cultura y aficiones: artista, escritor, conferenciante, viajante infatigable e incluso músico de temas folk. Realizó numerosas exposiciones pictóricas en Europa y América. Algunas de sus obras están expuestas en el “British Museum”, en el “Oldham Municipal Gallery” y en el “Imperial Mar Museum”. También es autor de numerosas publicaciones. Murió en febrero de 1944.

Cora Gordon en su estudio

Se casó con la artista Cora Josphine Gordon. Esta mujer era miembro, al igual que su marido, de la “Royal Society of British Artits”. Realizó estudios en Londres, Bruselas y en la “Slade School of Art”. Realizó un gran número de viajes y llegó a trabajar como enfermera e intérprete en Serbia en 1915. Sus cuadros están expuestos en el “British Museum”, en el “Oldham Municipal Gallery”. Podemos observar sus obras pictóricas en el Museo Ramón Gaya de Murcia. Cora también destacó como escritora, conferenciante y músico. Murió en junio de 1950.

¿Cómo era Xixona en 1920?

En 1920 Jijona comenzaba a ver un pequeño rayo de luz en el túnel en el que había estado metida por la crisis económica de 1917 (incluso llegaron a producirse algunos altercados por la carestía de los alimentos) y la gripe de octubre y noviembre de 1918.

Fábrica La Electra Jijonense.

La ciudad ya disponía de uno de los adelantos de la época el alumbrado eléctrico y una fábrica de electricidad (La Electra Jijonense). 

Anuncio del Programa de Fiestas de Moros y Cristianos de 1924.

Las empresas turroneras comienzan un proceso de industrialización consistente en cambiar la energía a vapor por energía eléctrica, así: D. Sebastián Picó Sirvent, D. José Mira Colomina, D. Manuel Sirvent Soler, D. Francisco Mira Miralles; Sociedad Mullor y Miralles y D. Amando Filliol Galiana, solicitan la autorización para instalar motores eléctricos en sus industrias y el Ayuntamiento se las concede en la sesión del 2 de marzo.
La base económica de la ciudad seguía siendo la agricultura:
Pero no sólo se dedican a la elaboración de confites y de sus famosos turrones: los jijonencos son agricultores inteligentísimos. Sus productos principales son almendras, olivas, frutas, maíz, uvas, trigos, tomates y otros.” (OARRICHENA, César, 1920: 330).

La exportación de uva era importante todavía; dedicándose a ella: “Francisco Coloma; José Coloma; Vicente Garrigós y Pascual Llorens” (OARRICHENA, César, 1920: 330) y los cereales constituían una gran parte de la agricultura: cosecheros de cereales eran: “Joaquín Aracil, Vda. e Hijos de Marcos Aracil, Eduardo Carretero, Cándida de Caso, Antonio Galiana, José Rovira de la Canal, Francisco Rovira, Marcos Rovira, José de Scals, Joaquín de Scals, Antonio de Scals y Manuel Sirvent.”(OARRICHENA, César, 1920: 337-339).
Pero la industria comenzaba a abrirse hueco como así lo manifiestas estas palabras:
Son los jijonencos, los magos elaboradores del turrón celebérrimo, que trabajan medio año en sus fábricas y obradores y que salen después durante otro medio año para desparramar sus productos por el mundo entero” (OARRICHENA, César, 1920: 326).

Elaboración de turrón de Jijona en la fábrica Primitivo Rovira en 1908. Imagen publicada en la Guía Arco. A la derecha en primer plano un tostador cilíndrico de almendra y detrás un boixet con fuego directo.

La industria en Jijona se circunscribe, pude decirse, a la elaboración de confites y de sus turrones. La fabricación es enorme. De fama universal, abastecen de esta exquisita pasta todos los mercados del mundo. Hay fábricas y obradores dedicados exclusivamente a esta industria, pero cabe decir, que todos los jijonencos conocen el secreto de la elaboración y que en todas las casas se elabora. Muchos se dedican a la venta adquiriéndolo elaborado en las fábricas”.(OARRICHENA, César, 1920: 330).

Membrete de carta de Fernando Planelles

En 1920 había censados 24 empresas entre confiterías y fábricas de dulces:
Al éxito de la industria contribuyó también el Ayuntamiento, presidido por uno de los industriales turroneros punteros del momento D. Wesceslao Monerris Rovira y secundado, como primer teniente de alcalde por otro industrial: D. Primitivo Rovira López.
La ciudad abarcaba el casco medieval; aunque a principios de ese siglo había comenzado a desarrollarse a los pies del mismo con la construcción de La Plaça. En 1920 se había desarrollado su primera fase que abarcaba hasta casi su mitad ( al llegar hasta la altura de la Societat Cultural El Trabajo).

Calle de la Industria. Inicios del siglo XX. Autor Jose Llopis

Sin embargo, el Ayuntamiento había decidido la búsqueda de terrenos para ampliar la calle de la Industria (localizada, en aquellos años, desde el cruce de la calle Alcoy con  El Vall hasta la calle Marcelo Mira). Estos terrenos se encontraban entre la calle Torre de les Maçanes y el convento de Santa Ana y la plaza de toros ( Hoy plaza de las Monjas en el Barrio de María Verdú).

Banda de Música desfilando por la Plaça

El ocio en la ciudad está representado por la existencia de cuatro sociedades culturales y recreativas: “Instrucción y Caridad”, “Nuevo Casino de Jijona”, “La Amistad” y “El Trabajo”(OARRICHENA, César, 1920: 338) y por la banda de música.

Festejos populares en las fiestas de Moros y Cristianos de 1920

La principal celebración eran las fiestas de Moros y Cristianos. Cada año el Ayuntamiento, de forma protocolaria, aprobaba la celebración de estas fiestas. Así : “Se acuerda por unanimidad, celebrar en honor de los patronos San Sebastián y San Bartolomé, los tradicionales festejos cívico-religiosos de costumbre y que por el Sr. Alcalde, en unión de la Comisión de Fiestas se confeccione el programa y señalando los días, dentro de la 2ª quincena del próximo agosto.” (AHMX, Acta capitular del 20 de julio de 1920).
Poco a poco va transcurriendo el verano y llegando el mes de agosto.

Portada del Programa de Fiestas de Moros y Cristianos de Xixona de 1920.

Nuestros invitados llegan a la ciudad unos días antes de  los tres días mayores de nuestras fiestas de Moros y Cristianos.
En la gran fiesta de Jijona había tantos extranjeros que casi pasábamos desapercibidos.” (GORDON, Jan y Cora, 1980: 263)
Todos los elementos que la parafernalia de la representación de los moros y cristianos requieren ya estaban en su sitio:
En un extremo de la plaza se podía ver, no con mucha claridad, el castillo de madera, de forma no muy distinta a uno de aquellos pintorescos grabados en madera de una antigua edición de Froissart”(…)
“Han levantado un castillo de tablones en la plaza”, dijo “La Vinagre”; primero lo tomarán por asalto los moros y luego los cristianos. Es muy lujoso. Quizá no tanto como el del año pasado, porque los capitanes de la fiesta no son tan ricos como los del año pasado, y, debido a la escasez de tabaco, los contrabandistas no harán su drama del contrabando de tabaco. De todos modos habrá mucho lujo
”(…) (GORDON, Jan y Cora, 1980: 265).

Los días previos a las fiestas del 15 al 21 de agosto por las tardes se organizaron carreras, cucañas, elevación de globos y danzas.

Festejos populares de las Fiestas de Moros y Cristianos de 1920.

Una de las diversiones que se iban a realizar en conmemoración de las fiestas era la proyección de una película al aire libre en La Plaça delante del castillo de fiestas del 15 al 21 de agosto en sesiones nocturnas:
delante de él (castillo festero) estaba suspendida en el aire la sábana sobre la que se iban a proyectar gratis las películas desde la parte más alta del pináculo del castillo.” (GORDON, Jan y Cora, 1980: 265).
El patio de butacas era completamente improvisado: “Cuando se aproximó la hora de la proyección, la gente vino trayendo consigo las sillas, hasta que delante y detrás de la pantalla la plaza estuvo totalmente llena.” (GORDON, Jan y Cora, 1980: 265).
Sin embargo, no se disponía de los actuales equipos de sonido e imagen, produciéndose, según nuestros amigos algunos pequeños fallos: “La proyección no fue un éxito. La iluminación era muy escasa, y la sábana pendía muy alta por encima de las cabezas de la gente. Además, una joven luna en cuarto creciente se asomaba entrometida por encima de las montañas”(…)”pensamos en lo que habrían sacado en claro de aquellos dramas los espectadores que estaban mirando la espalda de la sábana(…)”  (GORDON, Jan y Cora, 1980: 265).

La vaquilla, dibujo publicado en Jan y Cora Gordon, La gente sencilla por España, pág 271.

Los tres días anteriores a la trilogía festera por las tardes se organizaron vaquillas en una plaza de toros improvisada: “(…)tampoco la persecución era por calles estrechas y tortuosas, sino en la plaza, cuyas entradas habían sido tapiadas con barricadas hechas de tablones de maderas. (…) Los toros estaban en unos establos fuera de la ciudad, desde los que (…) fue llevado uno a rastras hasta la plaza, donde le forzaron a entrar a un toril construido cerca del castillo (festero).” (GORDON, Jan y Cora, 1980: 268).

Joven perseguido por la vaca, dibujo de Jan y Cora Gordon, La gente sencilla por España, pág 269.

El toro perseguía a los muchachos provocando un pequeño susto: “Algunos muchachos mostraban un valor considerable, y fue divertido ver la extraña forma cóncava que tomaba la espalda de uno  de los que corrían, pensando seguramente que el toro estaba justo detrás de él y sintiendo en su imaginación aquellos cuernos clavándose en su espina dorsal” (GORDON, Jan y Cora, 1980: 268-9).
Para Cora el espectáculo era divertido; pero carente de emoción por lo que decidió lanzarse a la arena provocando un gran revuelo entre el público asistente. “Señora, señora, gritaron, no debe permanecer aquí. ¡Es peligroso!.
¿Por qué?, pregunté..
Pero, ¿no lo entiende? ¡El toro! ¡Podría cogerla!
Pero, respondí, también podría cogerles a ustedes.
Sí, pero nosotros podemos correr
Bueno, yo también puedo correr.
” (GORDON, Jan y Cora, 1980: 269-270).

Jan y Cora Gordon, La gente sencilla por España, pág. 270.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

BIBLIOGRAFÍA
GORDON, Jan y Cora, La gente sencilla de España; Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Murcia, Murcia, edición de María Soledad Valcárcel, 1980, 374 páginas.
OARRICHENA, César, Guía Comercial e Industrial de Alicante y su provincia, imprenta Hijos de V. Costa, Alicante, 1920, páginas 326 a 337.

JOSÉ E. LÓPEZ MIRA, ARTISTA DE LA FIESTA (5). Organización y promoción

A.-UN ACTO ESENCIAL: LES AMBAIXADES

Uno de los actos festeros a los que dedicó especial empeño fue a las embajadas. No sólo se esforzó por diseñar su escenografía, sino que llegó a representar el papel de embajador cristiano.

José E. López pidiendo la rendición del castillo moro.

En 1956 a las puertas del castillo solicitó la rendición de las huestes musulmanas y proclamó la victoria de las tropas de Jaume I. 

A finales de la década de 1960 la Comisión de Fiestas decidió dar un nuevo impulso a este acto festero, así se formaron nuevos actores como: Antonio Bernabeu Gómez y Luis N. Mira Pla y diseñó nuevos trajes para estos intérpretes.

Luis Norberto Mira Pla ataviado como embajador cristianos en 1975.

Destaca sobre todo por su innovador dibujo el vestido del embajador cristiano en el que resalta la sabia combinación de colores: negro, rojo y blanco. Un traje de carácter palaciego con aires más renacentistas que medievales en el que sobresalía la gran capa roja y el peto faldellín blanco.

Antonio Bernabeu Gomis con el traje de embajador moro

En el traje de embajador moro José E. López Mira utilizó una camisa negra, combinada con un chaleco rojo, unos pantalones bombachos marrones a semejanza de los de la filà Marrocs, con un gran cinto plateada que cubría la toda la cintura. El traje se completaba con una especie de capa con mangas marrones.

Embajada del Contrabando en el nuevo castillo de fiestas. Agosto 1976

En 1976 diseñó un nuevo castillo festero, cuya principal característica era la de servir para diferentes actividades culturales: embajadas, actuaciones musicales y artísticas, teatro. Su diseño era innovador al presentar el patio interior de una fortaleza y no su exterior, como había sido lo tradicional. Su ubicación, delante de la fachada del Ayuntamiento, no fue del agrado del gran público y rápidamente se varió. El actual castillo es heredero de este diseño. 

B.- PAPEL COMO DIRECTIVO DE LA FIESTA

El espíritu inquieto de nuestro artista animado por el duende festero le llevó a colaborar en un sin fin de ocasiones, primero con la Comisión de Fiestas del Ayuntamiento de Xixona y, después con la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián.

B.1.-Elección de Reina de Fiestas de Jijona.

En la década de 1960 en diferentes poblaciones festeras se pensó que una forma de incluir a la mujer en la fiesta podría ser mediante la elección de la Reina de Fiestas y sus Damas de Honor. La comisión de Fiestas en 1971 decidió crear la elección de la Reina de las Fiestas de Jijona.

Elección de Reinad e Jijona en 1971

Cada una de las filaes debía aportar a una candidata. Estas solían ser jóvenes, alrededor de los 18 años, y normalmente no eran cantineras, más bien novias o amigas de festers. La elegida tenía que hacerse el vestido: traje largo de noche de color blanco inmaculado, para el día de la elección.

El acto de elección consistía en una especie de espectáculo donde cada una de las candidatas era acompañada por el delegado de su filà o miembro de su Junta Directiva, vestido con traje y corbata o pajarita, desde las puertas del colegio Eloy Coloma al escenario. El mantenedor del acto presentaba una a una a las elegidas y glosaba sus cualidades y las de su filà. Tras ello el público votaba, pues cuando accedía al local se le entregaba una papeleta para la votación. La candidata que más votos obtenía era nombrada Reina de Jijona y las tres siguientes Damas de Honor.

Este acto se organizaba en el patio del colegio Eloy Coloma y se realizaba el 15 de agosto convirtiéndose en el verdadero pistoletazo de salida de las fiestas de Xixona. La experiencia se realizó de 1971 a 1974.  El acto fue coordinado por el asesor artístico de la Comisión de Fiestas, José E. López Mira.

B.2.-Publicación de los pasodobles Jijona la dulce y Fiesta en Jijona.

En 1972 la Comisión de Fiestas decidió publicar los pasodobles Jijona la dulce de Miguel Villar y Fiesta en Jijona de Vicente Pla Candela dedicados a nuestras fiestas y a nuestra ciudad. Este último sería designado himno de fiestas en 2001. La intención era  remitir estos pasodobles  a “todas las bandas de España”. Se editaron 500 ejemplares que fueron sufragados gracias al apoyo del “Grupo de Fabricantes de Turrón” y el Grupo de Heladores de Injihesa”. 

Portada del pasodoble Fiesta en Jijona de Vicente Pla Candela

La cubierta de esta carpeta con todas las partituras corrió a cargo de José E. López Mira. Este para el pasodoble Fiesta en Jijona realizó unos dibujos con una escuadra de moros, la dansa y los Nanos i Gegants.

Portada del pasodoble Jijona la dulce

En cambio para la contraportada con el pasodoble Jijona la dulce expuso la elaboración artesanal del turrón y del helado y una vista del castillo de Xixona. El dibujo a plumilla con tinta negra fue la técnica adecuada para esta composición.

B.3.-La creación de la UNDEF y de la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián.

Del 30 de agosto al 2 de septiembre de 1974 se organizó en la ciudad de Villena el I Congreso Nacional de la Fiesta de Moros y Cristianos. La Comisión de Fiestas de Xixona envió una delegación que estuvo integrada por: Vicente Hernández Mira (secretario de la Comisión de Fiestas), José Feliu López, concejal, Enrique Mira Picó, alcalde de fiestas, Fernando Galiana Carbonell, cronista de Xixona y José E. López Mira.

La principal conclusión a la que se llegó en este evento fue la necesidad de crear una asociación que agrupara a todas las poblaciones festeras.  Así nació la Unión Nacional de Entidades Festeras (UNDEF), de la que la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián es fundadora.

Para llevar a término esta iniciativa era imperativa la creación de asociaciones locales independientes de los ayuntamientos. De esta forma surgiría la necesidad de fundar una asociación en Xixona.

Para redactar los estatutos se designó una comisión integrada por: Antonio Monerris Hernández, Alfonso Soler Coloma, Francisco Coloma Pla, Bartolomé Hernández Mira y Jose E. López Mira. Esta comisión terminó su labor y el  11 de junio de 1975 nació la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián. José E. López Mira fue designado asesor artístico.

B.4.-Escudo de la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián.

Dibujó su escudo en el que intentó conjugar en un mismo emblema el escudo municipal y los patronos de la ciudad.

Anagrama de la Asociación de San Bartolomé y San Sebastián

B.5.-Organización de actos festeros.

Otra de sus funciones, que realizó con sumo gusto y delicadeza, fue la de organizar y dirigir l’Entrà. Es decir, como diríamos ahora, un fester en acció, antes de que se creara esta organización. Eso si en esta labor fue ayudado por Antonio Monerris Hernández, Bartolomé Hernández, Antonio Lopez, Tonet, etc…

B.6.-I Simposio sobre la Música Festera

Casete Festa en Xixona

El 31 de enero de 1982 Xixona, en colaboración con la UNDEF, celebró el I Simposio sobre la Música Festera. Entre las diferentes actividades organizadas destacó la realización de una jornada de estudio en Xixona y la edición del primer casete de música de moros y cristianos por parte de la Agrupación Artístico Musical El Trabajo. José E. López Mira diseñó la carátula. En la que observamos un primer plano de un moro y un cristiano que parecen mirar el horizonte con esperanza y entusiasmo.

C.-OTRAS ACTIVIDADES EN PRO DE LA FIESTA

C.1.-Murales festeros.

José E. López Mira sobresalió también en la realización de diferentes murales dedicados fundamentalmente a la industria del turrón. El mundo de la fiesta no fue ajeno a esta pasión y dos kábilas cuentan con sendos murales.

Mural de la filà Marrocs

En la kábila dels Marrocs podemos contemplar a un grupo de Marrocs desfilando en la Diana y entonando la popular canción, convertida ya en himno de la fila: Ja baixa la Marroquía.

Inauguración de la kàbila dels Marrocs, Fernando Galiana, alcalde de Xixona y Francisco Munuera, párroco.

La kábila fue inaugurada el 24 de julio de 1976 con la presencia del alcalde de la localidad, Fernando Galiana Carbonell y de nuestro autor.

Mural de la kàbila moros Verds

También podemos contemplar otro mural en la kábila del Moros Verds. En este caso se representa una típica imagen de un harem. Una bailarina danza al ritmo de un tabal y una guitarra tañidos por dos eunucos. La kábila fue inaugurada el 21 de junio de 1980.

C.2.-Participación en el programa de TVE 1,2,3.

Chicho Ibáñez Serrador y componentes de la filà Moros Verds, en su kábila. 1983

Su amistad con Chicho Ibáñez Serrador hizo posible que en diciembre de 1982 la filà Moros Verds participara en el popular concurso televisivo del 1,2,3. Chicho devolvió la visita a nuestra ciudad en la primavera siguiente.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

BIBLIOGRAFÍA

GARRIGOS SIRVENT, Bernardo, «José E. López Mira, artista de la fiesta», El Programa, Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià, Xixona, 2014, págs. 84-93.

JOSÉ E. LÓPEZ MIRA, ARTISTA DE LA FIESTA (4): capitanes, abanderados y escuadras

1.-Diseños para capitanes y abanderados de fiestas.

La pasión y el amor que sentía José E. López Mira hacia las fiestas de Moros y Cristianos se vertieron profusamente y profundamente en el diseño y confección de trajes destinados a nuestros cargos y escuadras festeras.

Resulta bastante difícil y complicado intentar conseguir todos los bocetos que realizó a lo largo de su vida. Y somos conscientes que en nuestra selección faltarán muchos de ellos.

En 1971 la filà Piratas-marinos tuvo serias dificultades para encontrar a un capitán y a un abanderado de fiestas por lo que propusieron a la Comisión de Fiestas que la capitanía del bando cristiano del año siguiente “la ostenten dos señoritas de la localidad, avaladas por sus padres, miembros de la comparsa desde toda la vida”. Tras reunirse de urgencia la Comisión de Fiestas y tras realizarse una votación se decidió que Teresa López Monerris y Maribel Mira Sanchis asumieran los cargos de capitana y abanderada de fiestas del bando cristiano de 1972.

José E. López Mira se encargó del diseño de estos trajes, que, sin lugar a dudas, iban a ser históricos al ser las primeras mujeres que ostentaban los máximos cargos festeros en Xixona.

Ambos bocetos seguían la línea de piratas caribeños que definía la filà y consistían en sombrero de ala ancha, amplia blusa, cinturón, pantalón, que en la actualidad llamaríamos pirata, y altas botas. La diferencia entre ambos trajes se hallaba en los colores propuestos.

En 1980 cuando fueron capitanes de fiestas del bando cristiano la filà Llauraors y la del bando islámico la filà Moros Vermells. José E. López Mira realizó un ímprobo esfuerzo y diseñó los trajes de los cuatro cargos festeros.

La filà Llauraors estuvo representada por Vicente Sala Jerez y Carmen Llinares Doménech, como capitán y abanderada de fiestas. El dibujo de estos vestidos festeros pensamos que no supuso un gran esfuerzo creativo al ser un gran investigador del folclore local y provincial, así cuatro años antes había escrito el libro Alicante: trajes típicos, coreografía de sus danzas, publicado por el Instituto de Estudios Alicantinos en 1975. En esta ocasión vistió a los máximos cargos festeros de la cruz con indumentaria de hacendados ricos, de xixonencs rics.

Para complementar la capitanía de la fila Llauraors realizó dos escuadras especiales. Se trataba de escenificar a los vendimiadores, tan queridos y apreciados en la historia de Xixona. El traje masculino era sencillo: camisa blanca, chaleco marrón claro, pantalones marrón oscuros, calzas blancas y espardenyes. La cabeza se cubría con pañuelo verde y la barretina con la imagen de San Sebastián. A la espalda portaban un gran capazo con el producto de su trabajo, el raïm. Estos vendimiadores consiguieron el premio a la mejor escuadra del bando cristiano. El único inconveniente es que se confeccionó en pana y el calor en el mes de agosto es agobiante y angustioso.

La escuadra femenina de los vendimiadores llevaba un conjunto a juego en tonos marrones con: corpiño ajustado blanco y pechera negra, especia de chaleco en marrón oscuro, falda larga hasta los tobillos en marrón claro, delantal rectangular en marrón oscuro y ribeteado en negro, la cabeza se cubría con pañuelo verde.

Julio Verdú Mira y María Teresa Mira Galiana fueron elegidos como capitán y abanderada del bando moro por la filà Moros Vermells en 1980.

En esta ocasión su inspiración procedió del mundo otomano. Un gran bajá y su hurí vestidos con lujosos trajes en tonos rojo y plateado en los que un elemento esencial era la pedrería.

Alfonso Zaragoza con el traje de abanderado del bando moro de 1983

En 1983 la capitanía del bando de la media luna recayó en la filà Moros Verds. Como abanderado de fiestas fue elegido un joven festero Alfonso Zaragoza Miquel. José E. López Mira eligió un diseño innovador y arriesgado, pero acorde con la juventud de Alfonso. Vestía con amplios bombachos en los que se conjugaban las franjas verdes y negras. Para cubrir el pecho se eligió una especie de coraza realizada a mano en la que destacaba el especial repujado. En su parte posterior lucia la gran palmera símbolo de la filà. El diseño se completaba con una capa negra que pendía directamente de los hombros. Su cabeza se cubría con un fez negro con la palmera representativa dels Moros Verds.

Muchos de estos diseños fueron confeccionados por la modista jijonenca Palmira Gisbert, quien ha conservado, como oro en paño, los diseños originarios de José E. López Mira. 

2.-Diseños para escuadras especiales.

Escuadra especial de la fila Moros Verds de 1973.

En 1973 la filà Moros Verds y nuestro artista colaboraron activamente para la confección de una escuadra especial de esclavos o escuadra de negres. Los festeros vestían un maillot negro de arriba abajo, con un taparrabos de color rojo y con una capa verde. La cabeza se cubría con un gran gorro a tres alturas, de cada una de ellas colgaba rafia blanca. Como armamento portaban lanzas con enormes madroños multicolores en la punta.

Seguramente diseñó más trajes de capitanes y abanderados y de escuadras especiales, por ello pido colaboración para encontrar esos diseños, que si no damos cuenta de ellos quedarán en el olvido.

Bernardo Garrigós Sirvent, cronista oficial de Xixona.

BIBLIOGRAFÍA

GARRIGOS SIRVENT, Bernardo, «José E. López Mira, artista de la fiesta», El Programa, Federació de Sant Bartomeu i Sant Sebastià, Xixona, 2014, págs. 84-93.

A %d blogueros les gusta esto: